Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
22 de octubre de 2017

Nacional

ANUNCIAN MARCHAS Y CORTES PARA LA SEMANA QUE VIENE

Los piqueteros duros ya critican los cambios y suben la apuesta

29 Jul 2004 | Dicen que con la llegada de Rosatti e Iribarne se endurecerá la actuación policial.   |   comentarios

Los cambios en la política de seguridad anticipados por el Gobierno a partir de la salida del tándem Beliz-Quantin y la llegada de la dupla Rosatti-Iribarne fueron interpretados por los grupos piqueteros duros directamente como el anuncio de que "se viene la represión".
Todos los dirigentes piqueteros de las agrupaciones que peor relación tienen con el Gobierno, consultados por Clarín, coincidieron en que desde la Casa Rosada "ya se comenzó a allanar el camino para desplegar una política de mano dura contra los integrantes de las organizaciones populares".
Todos, también, afirmaron que la respuesta que darán los grupos piqueteros consistirá en continuar con las movilizaciones populares "hasta que el último compañero tenga un trabajo genuino". Esto es, que no están dispuestos a abandonar sus protestas en las calles.
De hecho, ya eligieron la fecha para la próxima demostración de fuerza. Será el miércoles próximo y tendrá tres aristas: un acampe frente a los Tribunales de Lavalle, donde ese día comenzará un juicio contra estudiantes de la FUBA; una marcha hacia la Legislatura de la Ciudad contra las reformas en el Código de Convivencia y otra movilización al Congreso para rechazar la Ley de Responsabilidad Fiscal.
Para el martes 10, los mismos grupos planean realizar los primeros cortes de ruta en todo el país de la era Rosatti-Iribarne, dos funcionarios que, de entrada, no parecen contar con la simpatía de los grupos piqueteros más duros.
A Iribarne lo responsabilizaron por el violento desalojo de la fábrica Brukman durante su gestión como secretario de Seguridad del gobierno de Eduardo Duhalde. Fue el 21 de abril de 2003, seis días antes de las elecciones presidenciales. Luego de una orden judicial, la Policía reprimió con gases y balas de goma y hubo heridos y detenidos.
Sin brindar demasiadas precisiones, a Rosatti lo acusaron de haber recurrido a la "policía de gatillo fácil" cuando fue intendente de la ciudad de Santa Fe, entre 1995 y 1999.
Algunos, como Raúl Castells, acusaron directamente a Kirchner de pretender avanzar con un proyecto "profascista".
"Beliz ha sido muy claro cuando dijo que el Gobierno está armando una Gestapo. Pero esto no es nuevo, dejando de lado lo que pasó en la Plaza de Mayo, Río Gallegos fue el único lugar de la Argentina en el que hubo represión el 19 y 20 de diciembre de 2001", dijo Castells.
Oscar Kuperman, de la Coordinadora Unidad Barrial (CUBA), opinó que "la única forma de imponer el plan que tiene este Gobierno es a través de la represión. No nos preocupa y no vamos a abandonar la calle".
Néstor Pitrola, del Polo Obrero, afirmó que "esta crisis de gabinete ha permitido constatar la guerra de los servicios de inteligencia y los aparatos de seguridad, que no es ajena a lo que ocurrió en la Legislatura y quizá tampoco a la bomba que explotó el 20 de diciembre en Plaza de Mayo".
Este es el clima con el que los piqueteros duros recibieron los cambios en el Gobierno. No parece el mejor comienzo.
 
 

Temas Relacionados: Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota