Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
23 de julio de 2019

La Verdad Obrera N° 541

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

Los hechos de la parroquia de San Ignacio y nuestra política

03 Oct 2013   |   comentarios

El miércoles 25 un grupo de pibes del Nacional Buenos Aires cruzó por los emblemáticos túneles de la “manzana de las luces” para “escrachar” en la parroquia frases como “la única iglesia que ilumina es la que arde”, entre otras cosas…

El miércoles 25 un grupo de pibes del Nacional Buenos Aires cruzó por los emblemáticos túneles de la “manzana de las luces” para “escrachar” en la parroquia frases como “la única iglesia que ilumina es la que arde”, entre otras cosas…
Más allá de la voluntad de los que entraron a la Iglesia, la aventura infantil fue aprovechada por el PRO, los medios de comunicación y todos los que quieren deslegitimar la lucha secundaria. Incluso a partir del hecho se envalentonó un grupo neo-nazi de unos 30 fachos que el pasado sábado 28 se aparecieron amenazantes en la puerta del Nacional. Aprovechan para alentar una “opinión pública” de derecha que empalme con el clima de criminalización de la juventud que desató Insarrualde al plantear la baja de la edad de imputabilidad.
Lejos de este tipo de acciones, los compañeros secundarios de la Manuel Gutiérrez, vienen planteando que la única manera de tirar abajo la reforma es masificando, con las bases.

¿Cómo enfrentar la influencia de la Iglesia?
“La única Iglesia que ilumina es la que arde”, puede parecer una frase alegre. La Iglesia Católica es una institución reaccionaria que niega el derecho al aborto, persigue a los homosexuales, impide la educación sexual y encubre abusadores. Una institución cuya jerarquía fue impulsora del genocidio, incluso partícipe directa del robo de bebés, como se demostró con el caso del capellán Von Wernich (que aún preso sigue sin ser excomulgado, igual que el abusador Grassi). Pero nuestra lucha no implica atacar individualmente iglesias y ponernos en contra a los sectores obreros y populares creyentes.
La política de los marxistas frente al “opio de los pueblos” dista mucho del infantilismo anarquista de “guerra a la religión”. Nosotros queremos sumar a la causa revolucionaria a miles de obreros y obreras, muchos de los cuales hoy tienen creencias religiosas. La dependencia de lo “divino” no se va a superar sin acabar con las bases materiales de la opresión y explotación, que son las que sacan todo tipo de “libertad” a la vida y la dejan para un “cielo” después de la muerte. Al infantilismo pseudo-anarco le debemos oponer fuertes movimientos de mujeres y LGTB que se propongan, junto al movimiento obrero, luchar por la separación de la Iglesia del Estado. Al tiempo que respetamos las creencias de sectores de trabajadores y la juventud, denunciamos que el Estado, por medio de decretos de la dictadura, llena los bolsillos de los sacerdotes y mantiene la nociva relación entre Iglesia, educación y salud. En base a esa práctica hacemos nuestra propaganda atea contra los prejuicios y la ideología religiosa. “Profanar” Iglesias hoy más bien las favorece y legitima. 

No permitamos un avance represivo del Estado
Ahora bien: aún cuando la aventura “profanadora” no tiene nada que ver con nuestra política, los revolucionarios de ninguna manera avalamos represalia alguna del Estado. Defendemos el derecho de los estudiantes a repeler a los fachos (por ahora marginales). Y no reconocemos al Estado ninguna autoridad para juzgar a los estudiantes. En este sentido discrepamos con los compañeros del PO que dirigen el CENBA, y en distintas ocasiones plantearon ante los medios de comunicación: “actuará la policía” o “se hará cargo la justicia” (1). Para la Juventud del PTS, más allá de no compartir en absoluto lo que hicieron, es cuestión de principios la defensa de los estudiantes frente a las acciones judiciales o los ataques de los fachos.


1) Incluso dijeron que ellos no darían los nombres, pero que “quien corresponda” ya los identificará “con el ADN y huellas dactilares”; que no se los expulse, pero sí “que se los amoneste”. Esas declaraciones fueron acompañadas por una nota en Infobae de Diego Rojas (afín al PO), que realmente no merece mayores comentarios, sino su reubicación en la sección “policiales”.

Temas Relacionados: Juventud , Ciudad de Buenos Aires , Secundarios









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota