Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
18 de octubre de 2017

Movimiento Obrero

El cierre de Zanon desencadenó una revuelta callejera, heridos y detenidos

Los ceramistas encendieron fuegos en la Casa de Gobierno

01 Dec 2001   |   comentarios

NEUQUEN (AN).- La capital neuquina estalló ayer con la represión policial contra los obreros despedidos de la empresa cerámica Zanon que habían provocado un principio de incendio en la Casa de Gobierno. Las cosas empeoraron cuando aparecieron también manifestantes estatales y la policía se sintió desbordada. La situación se salió de madre y hubo escaramuzas en distintos puntos de la ciudad que dejaron un saldo de detenidos y heridos al cabo de una verdadera cacería de trabajadores y dirigentes. Las cosas se calmaron cuando caía la tarde y la policía liberó a todos los presos. Alrededor de las 19.30, más de 2.500 manifestantes iniciaron una marcha por el centro de esta ciudad con dos destinos clave como objetivo, primero la casa de Gobierno y luego las comisarías donde permanecían los 16 trabajadores ceramistas que habían sido capturados.
"Ya salen, ya los sueltan... ya los sueltan", les dijo el jefe de seguridad de la Casa de Gobierno, comisario Wálter Jofré, a los dirigentes de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) que cubrieron a los policías que estaban apostados en la puerta de la sala de situación de la calle Rioja.
Jofré y media docena de uniformados fueron protegidos por los sindicalistas al momento que frente al edificio de gobierno pasaban los muy enojados manifestantes. La promesa del comisario se cumplió pocos minutos después cuando los detenidos fueron liberados en tres tandas.
De esta manera se apagó cualquier posibilidad de nuevos enfrentamientos entre policías y manifestantes. Temprano en la tarde, una suerte de frente de lucha que aglutinó a estatales, municipales, estudiantes, desocupados y organismos de derechos humanos abrazó la causa en pos de la lucha por la fuente laboral de los ceramistas y en contra de cualquier intento gubernamental por implementar el pago de los sueldos con los bonos Lecop.
"Si hay bonos, se pudre", fue la advertencia que pintó la juventud de la CTA en las paredes y persianas de la Casa de Gobierno. El no a los Lecop y el clamor por la reapertura de Zanon y la reincorporación de los despedidos fueron los gritos de guerra del frente de manifestantes, quienes festejaron la liberación de los obreros de Zanon como una victoria.
"Lo que no te mata te fortalece", fue la primera frase que lanzó el secretario general de los ceramistas, Raúl Godoy, a una multitud que se copó la zona aledaña a la Legislatura de Neuquén. Allí desde hace varios días hay una globa donde los estatales aguardan que los diputados intenten asomarse para tratar las normas que avalarían la instrumentación de los bonos. Godoy abrió el espacio de los discursos cuando la noche ya se había derramado sobre la ciudad. Al mediodía, el dirigente había sido uno de los principales objetivos de los policías que salieron por las calles a la caza de los manifestantes. Durante el operativo, se registraron un total de nueve heridos, siete manifestantes (uno de ellos hospitalizado fuera de peligro) y dos uniformados.
Desde su despacho, el ministro de Gobierno Jorge Gorosito culpó a la dirigencia de los gremios y denunció que los ceramistas habían intentado "incendiar la Casa de Gobierno". Para el funcionario la policía respondió a la agresión de los manifestantes. También, tras criticar a los gremios de la CTA, hizo un llamado a la reflexión. Otro tanto Hizo el vicegobernador a cargo de la gobernación Jorge Sapag, quien llamó a la prudencia.
Desde la otra trinchera, le prometieron hacer hasta lo imposible para que el gobierno no realice su objetivo de instrumentar los bonos. También, hubo duras críticas al Tribunal Superior de Justicia y principalmente al vocal Marcelo Otharán, luego de que se conociera el fallo que barrió de la constitución provincial una cláusula que otorgaba una suerte de fueros a los dirigentes sindicales.
"Declaró inconstitucional la Constitución", sostuvo el secretario general de ATE, Julio Fuentes.
La mañana había empezado caliente para los dirigentes. Es que por orden del juez Eduardo Badano fueron allanados los locales sindicales del gremio en busca de un video en el que estaría -según los investigadores- grabado el momento en que hace una semana fuera agredido el diputado de la Alianza Ricardo Villar. La búsqueda de la cinta fue considerada como "una estupidez" por Fuentes.
Con semejante clima, apenas llegó a la zona de la Legislatura la información sobre la represión contra los obreros de la cerámica los estatales salieron en masa a respaldar al grupo que, minutos antes, quemó los telegramas de despido que la firma les envió antes de ayer. Cuando el fuego llegó al interior de una de las oficinas y los policías se sintieron rodeados "el marco de la ley orgánica" de la fuerza alguien ordenó la represión que puso en caos a la capital provincial. Se escucharon estampidos, hubo corridas, piedras y balazos sobre los manifestantes que se dispersaron por el centro.

"Iban a quemar Gobernación"


NEUQUEN (AN).- "Estaban dispuestos a provocar un incendio en Casa de Gobierno", dijo ayer el ministro Jorge Gorosito, el único vocero del Poder Ejecutivo que salió a hablar luego de los incidentes ocurridos ayer.
El titular de la cartera de Gobierno manifestó que la policía comenzó a reprimir cuando los uniformados "fueron agredidos" por los manifestantes y aclaró que la intervención se produjo en "el marco de lo que dice la ley Orgánica de la Policía". Esto quiere decir que no hubo ninguna orden judicial para iniciar la represión. Gorosito informó oficialmente que fueron 20 las personas detenidas -el funcionario habló de demorados- y nueve los heridos atendidos en hospitales, entre ellos un oficial de la policía con heridas cortantes en el cuero cabelludo. También dijo que se atendieron en sede policial otros cinco efectivos con heridas menores.
En los hospitales fueron asistidos tres manifestantes con heridas de balas de goma, una mujer con contusiones y cuatro por irritación en los ojos, producto de los gases lacrimógenos. El ministro se sorprendió porque los ceramistas no pidieron audiencia y colocaron cubiertas "sobre las ventanas" de la Casa de Gobierno.

Foto: Hubo escaramuzas en distintos puntos de la ciudad, en las que resultaron heridos siete manifestantes y dos policías y fueron detenidas 16 personas

Temas Relacionados: Movimiento Obrero









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota