Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
13 de diciembre de 2017

Argentina abraza un probable default

Los acreedores extranjeros están advertidos

23 Dec 2001   |   comentarios




BUENOS AIRES.- Los dirigentes del partido Peronista argentino realizaron fuertes llamados anoche a una moratoria sobre el pago de la enorme deuda de 132 mil millones, insistiendo en qe el país no puede evitar más el más grande default en su historia y que los acreedores extranjeros deben prepararse para profundas pérdidas.

Los líderes del nuevo partido dirigente dijeron que el dinero destinado a pagar a los acreedores debe ser destinado a la creación de puestos de trabajo de emergencia y programas de asistencia social para millones de personas que vienen sufriendo una recesión de 4 años en el país más rico pero más endeudado de Latinoamérica, mientras se preparan para instalar a uno de sus hombres como presidente interino.

"Ahora debemos renegociar la deuda externa para beneficiar al pueblo argentino y no a los acreedores extranjeros", dijo Jorge Obeid, del peronismo, el partido laborista populista fundado por Juan Perón en los "40. "Tenemos que reconocer el default y pedir una reducción de las tasas de interés. Este es el único camino para obtener la justicia social para el pueblo argentino".

Los analistas dijeron que llamados como estos parecen ser el presagio de una declaración ofcial de default después de la sesión legislativa especial que decide el reemplazo del presidente Fernando de la Rua, quien renunció el jueves después de una revuelta popular contra la política económica que dejó más de 29 muertos y cientos de heridos.

Los Peronistas, la fundamental oposición a de la Rúa, controlan ambas casas del congreso y por supuesto el derecho de sucesión. El viernes, el partido eligió a Aldolfo Rodriguez Saa, un gobernador provincial peronista, como presidente interino. Pero su rápida ascención fue retrasada por la noche debido a las riñas políticas sobre cuánto tiempo ejercerá antes de que sean llamadas nuevas elecciones.

Sin embargo, los analistas predicen que Rodriguez Saa, de 54 años, será confirmado y fuentes peronistas dijeron que él tiene dos opciones: declarar el default nacional inmediatamente o enviar un equipo de emergencia a Washington para negociar un default y hacer un plan de reestructuración de la deuda con el FMI y funcionarios de Estados Unidos.

Los economistas han esperado una declaración de default durante meses.... Un default pondría fin a meses de intentos de aplacar a los acreedores a través de masivos préstamos del FMI y ajustes financieros, que incluyeron profundos cortes en jubilaciones y salarios estatales y un embargo sobre los fondos de pensión para pagar deudas.

Se espera que el impacto inicial de cualquier default esté confinado a Argentina, cuyos analistas dicen que podría caer en una recesión más prounda aún, de cara a una potencial devaluación devastadora de su moneda y a la pérdida de inversiones extranjeras por años.

Aunque la deuda argentina representa el 25% de la deuda de todos los mercados emergentes, y está sostenida fuertemente por instituciones financieras de los Estados Unidos, los economistas dicen que los mercados internacionales ya han pensado los factores del default argentino. Dicen que es poco probable que una declaración oficial cause una especie de efecto dominó como después del default ruso en 1998 o la serie de colapsos financieros en Latinoamérica a principios de los "80.

"Este es un problema argentino y Argentina es la que va a sufrir", dijo Martín Redrado, jefe economista de la Fundación Capital de Buenos Aires.

Muchos inversores habían considerado a Argentina en un default de hecho, desde noviembre, cuando la administración anterior había lanzado un plan para canjear bonos del gobierno con tasas de interés altas por nuevos bonos con tasas más bajas. Aunque de la Rúa dijo que esto era voluntario, los acreedores lo vieron de otra manera y las entidades de Wall Street que otorgan las calificaciones, degradaron el status de la deuda argentina.

"El nuevo gobierno tiene que explicar a los acreedores que Argentina pidió más de lo que puede devolver y que los bancos prestaron a tasas de interés que nunca tendrían que haber tenido", dijo Carlos Ruckauf, el gobernador peronista más poderosos de la provincia de Buenos Aires. "El default es esencialmente un hecho".

Ruckauf es considerado un candidato si la Asamblea Nacional decide llamar a nuevas elecciones en marzo para nombrar a un sucesor que termine el tiempo de gestión de de la Rúa. Pero los legisladores podrían tambiér votar a Rodriguez Saa para completar dicha gestión, que llega hasta diciembre de 2003. Rodríguez Saa se ha visto envuelto en escándalos sexuales en su provincia de San Luis, pero también es conocido por su sana administración fiscal y su agudeza económica.

Si bien los peronistas aparecieron como llevando hacia un default oficial, hubo signos de que Rodriguez Saa y otros líderes partidarios estaban moviéndose de las decisiones que los econoimistas dicen que deberían ser tomadas.

En entrevistas hoy, por ejemplo, Rodriguez Saa dijo que estaba a favor de mantener el sistema de "convertibilidad" argentino que ató el peso al dólar, que ya tiene una década. Pero los economistas de libre mercado más importantes dicen que Argentina tiene que abandonar esta atadura que ha hecho a la economía del país menos competitiva que la de sus vecinos, todos los cuales tienen monedas flotantes que permitieron exportaciones más baratas ya que sus monedas fueron devaluadas en los últimos años.

Rodriguez Saa también está considerando disminuir las restricciones bancarias impuestas por de la Rúa a principios de mes que limita a los argentinos a retirar $1000 por mes de sus cuentas bancarias.

 









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota