Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
25 de julio de 2017

ROSARIO

La opinión de Grisolía y Crivaro del Frente de Izquierda ante el endeudamiento del gobierno de Rosario

23 Dec 2016   |   comentarios

Mónica Fein y el Partido Socialista quisieron aprobar un endeudamiento de 200 millones de dólares, como fieles exponentes y defensores de los intereses más concentrados y de los mecanismos más perversos en el ejercicio del poder. Para colmo, y como es costumbre a nivel nacional, junto al endeudamiento se le darían plenos poderes al Ejecutivo para hacer y deshacer lo que quiera con esas partidas, llegando al colmo que lo que no se ejecutase pasaría a "gastos corrientes". ¿Será el reaseguro de una gran caja negra para el año electoral que se avecina? Justo en el aniversario número 15 de las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001, fecha que recuerda los resultados nefastos de las políticas de endeudamiento con organismos internacionales y bancos parásitos, los falsos socialistas amigos de sojeros y buitres quieren que Rosario, es decir sus trabajadores y sectores populares, se endeuden para pagar la deuda que contraen los de arriba.

Cínicamente para endeudar al pueblo trabajador rosarino usaron un argumento despreciable: “se toma la deuda para hacer obra pública”. ¡Caraduras! En una provincia donde los sojeros amasan millones, donde las multinacionales controlan los puertos y fugan dólares a todo vapor, en la provincia donde los empresarios no pagan ingresos brutos, nos quieren “contrabandear” que para hacer escuelas y caminos hay que hundir a la ciudad en las telarañas de especuladores financieros. Ya lo dijimos: esto es mentira. Dinero para deuda pública hay: pero hay que atacar los intereses de los empresarios, de los sojeros, de las multinacionales tan mimadas por estos socialistas de trajes importados.

En nombre de dejar de ser una “izquierda testimonial” y de la búsqueda del “HACER” sectores de la izquierda, puntualmente el Frente Ciudad Futura, hundieron sus pies en el fango de la rosca más rechazable, la del intercambio de favores. Como fuimos parte del 19 y 20, sabemos cuán profundamente rechazamos ese “ejercicio” del toma y daca. Nos dicen que hubieran apoyado el endeudamiento, si había un compromiso de apoyar a determinados proyectos autogestivos. ¿Por qué comprar ese irrisorio argumento de los del otro lado del mostrador? ¡Como si el ataque a los centros culturales, a los bares autogestionado o al propio Tambo de Nuevo Alberdi tuviera que ver con “falta de fondos” y no con un evidente compromiso de darle más a los que más tienen. Por otro lado, ¿por qué las organizaciones populares asumen que para defender un derecho inalienable es necesario, generar otro agravio para todos, como es el endeudamiento, en vez de tocar los intereses de los más poderosos? ¿El “HACER” implica deshacer la práctica y la búsqueda de transformación social? No parece ser un buen camino. Por lo menos no para los que reivindicamos una práctica anticapitalista, desde abajo, de los trabajadores, los pobres, los que nada tienen.

La izquierda, el Frente de Izquierda, vaya si hace: recuperamos sindicatos junto a los trabajadores, peleamos en cada lugar que corresponde como hoy en el CONICET, luchamos por encarcelar a los genocidas, en las calles y en los Tribunales, peleamos contra la opinión pública de los grandes medios poniendo en pie La Izquierda Diario, un portal de noticias con millones de entradas mensuales que refleja las luchas de los trabajadores y los sectores populares.

Desplegamos nuestra fuerza en el Parlamento y en las cámaras legislativas. Myriam Bregman y Nicolás del Caño se han consolidado y siguen creciendo como referentes que han renovado y fortalecido una izquierda junto a la lucha de los trabajadores, las mujeres y la juventud. Fuimos una de las principales voces que denunció la estafa del pago a los fondos buitres, una de las principales voces por los derechos de las mujeres apoyando los proyectos por la legalización del aborto y contra la violencia de género, llevamos adelante la pelea de los familiares que pelean contra la violencia institucional y policial, la lucha de los trabajadores contra los despidos como lo hicimos con Liliana y con Lear.

Pero sobre todo en cada fábrica, en cada colegio, en cada universidad venimos organizando una fuerza que se planta contra el ajuste de Macri y de los gobiernos provinciales. Con esa fuerza seguimos fortaleciendo y extendiendo el Frente de Izquierda en todo el país. Se puede ser una izquierda no testimonial y sin por ello dejar los principios de lado y entrar en el frenesí de la rosca de los de arriba. Seguimos peleando por ello, con más fuerza que nunca, a 15 años del que se vayan todos.

Octavio Crivaro y Virginia Grisolía, por el PTS en el Frente de Izquierda.









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota