Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
15 de junio de 2019

La Verdad Obrera N° 321

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

NUEVO REALITY SHOW EN ESTADOS UNIDOS

La morbosa “magia” de la televisión

16 Apr 2009   |   comentarios

Despidos en vivo y en directo, en horario central, y “votados” por los propios empleados de las empresas.

¿De quién fue esta original idea? ¿Del directorio de un banco quebrado? ¿Del departamento de Recursos Humanos de una multinacional instalada en Latinoamérica? ¿De algún economista del FMI?... No. “Alguien se tiene que ir” es el nuevo invento televisivo de los cerebros del departamento de “reality shows” de la cadena estadounidenses Fox. Los “expertos” en altos ratings se asociarán con la productora holandesa Endemol (que en Argentina hace Operación Triunfo y Policías en Acción, entre otros) para innovar en el género de la “realidad televisada”.

“Mirando la economía actual, el argumento no ha sido difícil de encontrar”, dice Mike Darnell, creador del proyecto. Este gerente de la Fox cuenta que se “inspiró” al ver un noticiero en el que el dueño de una empresa permitía que sus empleados sepan lo que cobraba cada uno. “Fuimos más allá y abrimos los libros de registro de salarios e informes de recursos humanos y les dejamos que hablaran unos sobre otros: ‘este es perezoso’, ‘he escuchado que este tiene un romance’... y al final decidirán quién se va”, explicó.

Así, cada semana (aunque aún no hay fecha de lanzamiento) una compañía diferente despedirá a un trabajador. Empleados reales decidirán qué compañero “se tiene que ir”. El jefe o jefa les facilitará la información disponible sobre sueldos y desempeño laboral, y de allí surgirán los “nominados” al despido. Si bien no se reveló aún quién va a conducir el programa, ya aclararon que será un asesor de negocios que “aconsejará a las empresas participantes”. Queda claro entonces que en el reality el jefe será intocable. “Los trabajadores podrán criticarlo pero no despedirlo”, aclaró David Goldberg, productor de Endemol.

Darnell y Goldberg se relamen al imaginar una audiencia que dispare las mediciones de rating. “Se pegarán a la televisión para ver esta serie”, aseguraron. Ellos apuestan a que los millones que hoy temen perder su empleo, o ya lo perdieron, sigan la serie en forma masiva.

Más allá de la sorpresa inicial, era de esperar que si los capitalistas y sus gobiernos intentan descargar los costos de la crisis sobre las espaldas de la clase trabajadora, sus propagandistas ideológicos busquen “naturalizar” sus efectos, utilizando al extremo todos sus recursos mediáticos y discursivos.

Un zorro amigo de halcones y palomas

La Fox (zorro en inglés) supo sostener rabiosamente al gobierno de Bush, disfrazando en el 2000 el fraude con el que se hizo de la presidencia, propagandizando la invasión a Irak y Afganistán como “cruzadas” democráticas, y censurando permanentemente a toda aquella voz que denunciara las masacres imperialistas. Scott McClellan, ex vocero de la Casa Blanca, confesó el año pasado que el gobierno de Bush suministraba temas de discusión a los conductores Fox News. “Había comentaristas y otros expertos en Fox que colaboraron con nosotros”, confesó.

Pero Rupert Murdoch, el dueño de la cadena televisiva, de numerosos diarios y de los estudios de cine de la 20th Century, entiende muy bien qué hay que hacer en estos tiempos turbulentos. Después de declarar su apoyo a la candidatura de Obama (justo cuando el electorado norteamericano empezaba a abandonar la era Bush), ahora despliega su artillería para tratar de justificar los ajustes y medidas”anticrisis” que implementa el gobierno demócrata. Muy lejos de sus “idealismos socialistas” de juventud (recuerda que en su pieza de estudiante universitario tenía un busto de Lenin), hoy está más que consustanciado con la política de salvación de bancos y financieras.

A pesar de las muchas críticas que ya están recibiendo los inventores de “Alguien se tiene que ir”, lo que queda claro es que desde las usinas ideológicas de los medios de comunicación se intenta aprovechar la desesperación de millones de personas que ven peligrar sus empleos para, a partir de la degradante maniobra de enfrentar a trabajadores entre sí, lograr instalar la idea de un “sálvense quién pueda”, propio de la lógica capitalista. Y por si fuera poco, permitiéndole a los grandes canales de TV seguir facturando millones.

La crisis parece alcanzar a los medios que hasta hace poco lucían como los ganadores del show de la globalización. Mientras este reality los salvaría de pagar miles de dólares a quienes ganen, por otro lado les hará recuperar gastos con los buenos auspicios que brindarán las empresas participantes.

Pero quizás la “idea” de la Fox sea también un intento de acomodarse en la carrera que muchos trabajadores ya le están corriendo a algunas patronales y gobiernos. Los canales franceses, por ejemplo, no pueden esquivar la “noticia” de gerentes que son tomados de rehenes por operarios que pelean por sus derechos frente a los despidos masivos.
Ante la morbosa manipulación que hacen los medios de la penosa realidad de millones de desocupados y pobres, los trabajadores debemos responder con una verdadera solidaridad de clase, enfrentando en las fábricas, en las calles y en las pantallas los ataques del capitalismo en decadencia.

Temas Relacionados: Información General









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota