Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
19 de octubre de 2017

Movimiento Obrero

Zanon y otras recuperadas

La marcha por la expropiación

21 Sep 2004 | Camisas marrones, guardapolvos celestes, bombos, redoblantes, certezas y dilemas. Un grupo de fábricas recuperadas, animado principalmente por obreros de Zanón, de Neuquén, recorrió este martes 14 de septiembre el centro porteño reclamando el reconocimiento de la cooperativa FaSinPat (Fábrica Sin Patrón) y planteando en el parlamento la necesidad de una ley de expropiación definitiva de las empresas recuperadas por sus trabajadores.   |   comentarios

Un grupo de fábricas recuperadas, animado principalmente por unos 50 obreros de Zanón con sus camisas marrones, recorrió este martes 14 de septiembre el centro porteño reclamando el reconocimiento de la cooperativa FaSinPat (Fábrica Sin Patrón) para que pueda hacerse cargo de la planta de Zanón en Neuquén, y planteando en el Congreso la necesidad de una ley de expropiación definitiva de las fábricas recuperadas. 
La marcha de unas 800 personas partió del Hotel Bauen, empresa recuperada. Había banderas del MST, PTS, PO, MTL, CCC, el MTD de Neuquén, el Centro de Estudiantes Secundarios de la provincia y el Ceprodh, además de representantes de Gatic, Renacer (Ushuaia), Chilavert, la ex Clínica Medrano y Sasetru.
Alejandro López, de Zanón, miraba extrañado: "La verdad es que esperaba más gente de las otras agrupaciones que estuvieron de acuerdo con hacer esta marcha. Pero bueno, qué se le va a hacer" dijo en el medio de Callao al 400, mientras el grupo de Zanón saltaba cantando "hay que gritar, señor hay que gritar, la fábrica es del pueblo y la vamos a estatizar". 

La sonrisa de Zanón

En el trayecto por Callao hacia Marcelo T. de Alvear, donde se encuentra el juzgado comercial 18, había una sola persona de traje: el abogado de los ceramistas neuquinos, Mariano Pedrero, rapado, y con un pronóstico sobre el nuevo juez, Rafael Barreiro, que reemplaza en la quiebra al doctor Páez Castañeda: "No nos recibe". Desde un quinto piso una señora saludaba a los manifestantes agitando una bandera argentina.
Frente al juzgado, sobre Marcelo T. de Alvear, había un grupo de la FUBA y salió a la calle parte del Centro de Estudiantes del secundario Carlos Pellegrini.
Se entonó entonces un viejo éxito: "Obreros y estudiantes, unidos y adelante". Unos 40 policías que custodiaban el ingreso al edificio escucharon impasibles el estribillo "policía, policía, qué amargado se te ve, no te pagan una mierda, pero igual los defendés".
Más del repertorio: "Yo sabía, yo sabía , que a Zanón lo cuida la policía". En ese caso la referencia era a Luis Zanón, hombre de sonrisa y amistades postizas (la de Carlos Menem, acaso la más notoria) que logró la hazaña de cometer un lock out patronal ofensivo dictaminado por la justicia al abandonar su propia fábrica, pero que ahora lucha por el desalojo de los obreros con el apoyo de otro postizo: la vieja burocracia sindical ceramista.
La delegación que subió a hablar con el juez llevaba una exigencia: que se reconozca a la cooperativa FaSinPat (Fábrica Sin Patrón, que ya está debidamente inscripta y matriculada) para que se haga cargo formalmente de la planta, como en el caso de más de 150 fábricas recuperadas por sus trabajadores en todo el país. Traducción: los obreros de Zanón están en contra del sistema de las cooperativas, quieren la estatización bajo control obrero, pero saben que sin formar la cooperativa no tienen chance de que se les reconozca el manejo de la empresa. 

Destino y sandwiches

Aparecieron unos guardapolvos celestes que ya también son un clásico: Brukman. Los obreros cantaron: "Veo veo, Brukman y Zanón bajo control obrero". Los trabajadores de Brukman formaron una cooperativa llamada 18 de diciembre. Juan Carlos, con su guardapolvo celeste, explicó a lavaca: "Somos Brukman disidente, venimos a título personal, no representamos a la asamblea, pero vinimos igual". El dibujante Miguel Rep, que pasaba por el lugar (y ya estuvo en Zanón), escuchó el comentario de Juan Carlos y se fue murmurando una profecía : "Este país no tiene destino. O sí tiene: dividirse".
Brukman, pese a la disidencia, no está dividida: el trabajo mantiene unidos y discrepando a sus 60 integrantes: "En ese sentido, como cooperativa, nos está yendo muy bien" reconoce Juan Carlos.
Parte de los concurrentes acamparon y se repartieron sandwiches. Una señora con su hijito, en la pequeña columna del MTL, reconocía que no sabía de qué trataba el acto. Los secundarios y universitarios, en cambio, saltaban al ritmo del núcleo duro de camisas marrones que seguía cantando incansable: "A ver, a ver, quien tiene la batuta, el pueblo unido o el gobierno hijo de puta". Desde el punto de vista partidario, las presencias más movedizas entre los manifestantes, y a la vez discretas, fueron las de dirigentes del PTS (partido en el que militan principalmente Raúl Godoy de Zanón, y Celia Martínez de Brukman). La principal dirigente de la comisión de lucha de Renacer, Mónica Acosta, pertenece a la CCC, que por lo tanto aportó algunos manifestantes con chalecos. 

Octosílabos y mala sangre

Terminó la visita al juez. Godoy, megáfono en mano: "El juez Barreiro nos dijo que no puede decir nada todavía porque hace tres días que está. Le dijimos que hace tres años que estamos. Nos planteó que no descartaba ni una cosa ni la otra".
(El concepto es maravilloso: el juez puede reconocer a la cooperativa y darle continuidad a su trabajo en la planta, u ordenar su desalojo desatando quién sabe qué cosa. Son las dos caras de un problema técnico, que obliga a repensar la brecha entre lo legal y lo justo).
Siguió Godoy: "Dijo que si ocurre algo relacionado con represión, no es culpa de él, sino una medida del juez anterior. Una reverenda lavada de manos. Eso nos cae mal, y hace que continuemos con el alerta general para Zanón. Salió una audiencia para el 6 de octubre, a la que iremos con más compañeros. Ahora les propongo marchar al Congreso porque seguimos pensando que la solución a este problema es política, la tiene que dar el gobierno nacional o el provincial, pero queremos que se haga una Ley Nacional de Expropiación Definitiva para todas las fábricas recuperadas".
El viaje hacia Congreso fue por la calle Riobamba. "Aquí están, estos son, los obreros de Zanón", era la carta de presentación, y unos octosílabos dedicados al gobernador neuquino: "Sobisch vigilante, vos no tenés el aguante, sos amigo de la yuta, vos sos un hijo de puta".
Ernesto, de la imprenta Chilavert, comentaba: "Nosotros estamos de acuerdo con lo de la expropiación definitiva.Vine yo porque Cándido sigue en reposo". Cándido González, secretario de la cooperativa, sufrió un infarto hace pocas semanas, y ha recibido la orden médica de descansar y una más difícil de cumplir: no hacerse mala sangre. 

Medrano y la estatización

Daniel Coria, de la ex Clínica Medrano, también se plegó a la marcha. La Clínica -que estaba en manos de su cooperativa- fue estatizada por el gobierno de la ciudad a fines del 2003, sus miembros pasaron a ser empleados municipales, y se los dispersó por diferentes hospitales. Daniel usa la palabra "masturbación" para explicar cuál es la actividad que se verifica actualmente en el lugar (Medrano al 300, Almagro).
-El edificio está muerto. Hay poca gente y no hacen nada. La tienen cerrada, pero ahora hay una movida de los vecinos que juntaron 1.400 firmas diciendo: si los trabajadores y los médicos sin ayuda daban atención primaria, ¿por qué no lo hace el gobierno?
-¿Será porque no quiere?
-Bueno, pero ahora lo que hay que lograr es que se vuelva a abrir. En nueve meses que estuvieron a cargo no han hecho absolutamente nada. Es cierto que tenemos el sueldo miserable de ser trabajadores de la ciudad. Antes ni eso. Pero estamos orgullosos de la pelea que dimos y queremos trabajar como lo veníamos haciendo.
-Pregunta obvia: ¿qué opina de la estatización como objetivo?
-Si querés una estabilidad -entre comillas- de guita, miserable, se puede recomendar estatizar. Pero si es para la lucha, la verdad es que no sirve. 
Los trabajadores de Zanón, por supuesto, no quieren convertirse en meros empleados estatales, sino mantener el control obrero de la fábrica. La paradoja es que saben que sólo podrán tener dicho control mediante la cooperativa.
El abogado Pedrero explicó a lavaca mientras seguía la marcha:
-La cooperativa está formalizada y sólo falta que el juez la reconozca. Al estar desplazado el directorio por el lock out ofensivo y las denuncias de vaciamiento, ha quedado un vacío. Los trabajadores reactivaron la fábrica de modo exitoso y eso debe ser reconocido bajo la forma cooperativa. Como el juez no dice: "sí, administren de esa forma" queda pendiente la amenaza de que reinstale en su puesto al viejo empresario vaciador.
-Pero si los citó para hablar el 6 de octubre, se supone que antes no hará nada.
-Entiendo que no, pero en un país como la Argentina, con jueces como Galeano (caso AMIA) y tantos otros, uno no sabe nunca qué esperar. El fallo sobre lock out fue confirmado hasta por la vieja Corte Suprema menemista, que no podrá ser acusada de parcialidad a favor de los obreros. Pero aquí nunca se sabe. El silencio del juez ante la disyuntiva entre un vaciador y obreros que crean trabajo, en mi opinión es preocupante. 

"El enemigo de las recuperadas es Kirchner"

Unos pasos más allá, Mónica Acosta, de Renacer-Usuahia (la ex Aurora) explicaba qué reclama, teniendo en cuenta que su empresa ha obtenido ya la expropiación por ley de Tierra del Fuego: "El gobierno nacional cambió con las recuperadas. Hubo un auge de recuperación de empresas en época de Duhalde pero hoy Kirchner es el garante de las clases dominantes".
Esa no parecía la opinión del señor Alderete, de la CCC, cuando apareció hace meses fotografiado con Kirchner, quien aprobó la promoción industrial para Renacer. Dice Mónica: "Kirchner prometió un fondo fiduciario para todas las recuperadas, y no se ejecutó un solo peso. A Renacer le prometió 900.000 pesos como capital de inicio cuando firmó esa promoción industrial. Y nunca cumplió. El enemigo de las recuperadas es Kirchner".
Renacer ha producido lavarropas para venderle al gobierno provincial ¿No alcanzó para reiniciar la cadena productiva? "No, porque competimos directamente con el corazón de los monopolios. Somos una metalúrgica que necesita mucho capital de inicio. Muchos insumos son importados y no es lo mismo comprar 100.000 pesos en insumos que 1.000.000.
¿La fábrica produce, o está parada? "Está parada hasta que tengamos capital de inicio suficiente para comprar insumos en Francia, España e Italia.es imposible sin intervención estatal que una fábrica así funcione".
Pero Zanón no tuvo ese capital y produce, como tantas otras, incluso metalúrgicas: "Pero los insumos los saca de la tierra. Aquí hablamos de una metalúrgica muy especial que necesita importar para producir".
Mónica enciende un discurso a partir de la siguiente suposición: "Somos la avanzada del movimiento obrero, la vanguardia, la que construyó la lucha entre ocupados y desocupados a través de la recuperación de fábricas, la que impidió despidos y cierres, la que puso en jaque al sistema capitalista a través de promover las leyes de expropiación".
Si no tienen producción no hay ingresos, ¿de qué viven? "En realidad el proceso es muy reciente y por eso estamos acelerando que haya alguna definición del Estado, queremos reunirnos con el Presidente para que cumpla lo que dijo que iba a hacer".
Si Mónica tiene razón, y el señor Kirchner es lo que ella dice, puede augurarse que tal reunión no será venturosa. 

Memoria o amnesia

Ya frente al Congreso Celia Martínez, de Brukman, explicó a lavaca: "La cooperativa no nos avala al venir aquí y en asamblea se prohibió abrir nuestra bandera o hablar en nombre de la cooperativa. Estamos a título individual como trabajadores de una fábrica que no se nombra. Pero seguimos luchando, porque todavía no tenemos definitivamente la fábrica, que es lo que se está pidiendo aquí".
Más tarde Godoy denunciaría, micrófono en mano, que a la gente de Brukman que participó en la marcha se le descontaría un día. Culpó al presidente del Movimiento de Fábricas Recuperadas, Luis Caro. Juan Carlos, de Brukman, desmintió eso a lavaca. "El descuento lo decidió la asamblea". (Es difícil asumir que una asamblea que recibió tanta adhesión, actúe de ese modo ante los que se solidarizan con quienes los apoyaron siempre).
¿Cómo es la convivencia? Dice Celia: "Los disidentes seremos unos 20, pero a la hora de trabajar, todos trabajamos, y las discusiones se dan en la asamblea donde cada uno defiende su posición. Es lo democrático, es parte de la vida normal. Lo anormal es no tener posición, o pensar que no hay que discutir política. Cada cosa que hacemos es política". ¿Cómo está yendo el trabajo? "Funciona. No retiramos lo que querríamos. Estamos en unos 150 pesos semanales, según la semana. El gobierno de la ciudad dio un subsidio de 50.000 pesos, el ministerio de Trabajo otro de 250.000 y ahora están tramitando otro que no sé de qué se trata. Mucho subsidio, pero por lo menos trabajamos. Recuperamos clientes, vendemos ropa nuestra, y hacemos también trabajo a pedido". ¿Futuro? "Yo no sé si la cooperativa es la salida. Ni los microemprendimientos, ni las pymes. Hay muchas cooperativas que salen adelante pero no sé con el tiempo qué estragos puede haber". ¿Cuál es la duda? "Que las luchas se van borrando. El gobierno quiere sacar de la memoria de la gente que hubo una lucha por una cooperativa o un microemprendimiento. Que se lograron cosas, avances".
Sin embargo, una estatización tampoco parece garantía de eliminación de la esa amnesia que teme Celia. Toda la situación de las fábricas es tan inédita que se presta a las paradojas: 
Celia es de las que piden estatización. 
Daniel Coria, que la vivió en carne propia, la rechaza como una derrota. 
Renacer reclama subsidios, de los cuales Celia desconfía (como ocurre con muchas otras cooperativas que no quieren endeudarse con el Estado). 
Se cuestiona a las cooperativas y su futuro, pero a la vez se pide la expropiación definitiva para que las cooperativas sigan -definitivamente- a cargo de las fábricas recuperadas.
Y todo esto, aún lo que resulte contradictorio, tiene lógica y sustento propio.
Celia: "Lo importante es seguir luchando. Por eso vinimos. Mínimamente hay que entender que la solidaridad hay que devolverla. Y como decimos nosotros: al que no le gusta, se jode". 

"Patriotas de la gran siete"

Con un cartel de la asamblea de Córdoba y Anchorena, escrito a mano y reclamando la "Expropiación como política de Estado" estaba Mirta Mántaras, locuaz abogada de causas por violaciones a los derechos humanos cometidas por la dictadura militar: "En la asamblea apoyamos a todos los movimientos que recuperan la dignidad por acción propia. El poder del hacer. En el total de la economía, las fábricas son pocas, pero son autogestionadas por los obreros, y dan trabajo, al Estado no le cuesta nada apoyarlos y no premiar a los patrones que abandonaron. Estos trabajadores son los que hacen patria en serio. Patriotas de la gran siete. En cambio el tano Zanón sacó toda la plata de la fábrica, vivo él, la puso en la mesa de dinero y se fue al cuerno. Estos trabajadores defienden la dignidad: comer en la mesa de la familia, que los pibes no anden en la calle, que las nenas no se prostituyan, que haya trabajo. Esa es la identidad nacional. La defienden mejor estos locos de Zanón o de Gatic que cualquier otro". 

Setentistas al ataque (77)

En el salón José Luis Cabezas, del Congreso, los obreros realizaron la conferencia de prensa con un grupo de legisladores: Alberto Piccinini, Luis Zamora, Jorge Rivas, Patricia Walsh, Juan Carlos Lucio Godoy, Eduardo Macaluse, Carlos Tinnirello, Hector Polino, Maria Fabiana Rios, Jose Alberto Roselli, Lucrecia Monteagudo, Ariel Basteiro, Adrián Pérez. También apoyaron la idea de la expropiación definitiva Alicia Castro, Susana Garcia, Claudio Lozano y Marta Maffei. (Una curiosidad: ya hay un proyecto en idéntico sentido presentado por el Movimiento de Empresas Recuperadas hace un año: cada uno suma su propio proyecto, si es que se le puede llamar "suma" a una superposición frente a la cual las mayorías legislativas han sido siempre impermeables).
En la conferencia (a la que asistieron también trabajadores de las plantas de Gatic de La Rioja y San Martín) Godoy dijo que "lo nuevo aquí es que muchos compañeros de base, y de distintos movimientos, estamos planteando una ley que nos ampare a todos. Muchos compañeros tienen una expropiación transitoria por dos años, levantan la fábrica, y después se encuentran con el mismo problema sobre su futuro. No queremos que los obliguen a endeudarse. No tomamos las fábricas para endeudarnos, explotarnos o estar peor". Mónica Acosta cuestionó que en la Argentina se subsidie a petroleras, monopolios y grandes grupos: "todo se subsidia, menos la producción nacional".
El acto terminó en la calle. Mónica propuso organizar en Zanón un gran encuentro de fábricas recuperadas "para discutir toda esta problemática" e insistió con una apreciación: "somos la vanguardia del movimiento obrero". Godoy tomó luego el micrófono, aceptó organizar ese encuentro en Neuquén y dijo que todo lo ocurrido durante el día había sido un paso adelante. "Tenemos que trabajar esto para que la próxima vez seamos muchos más los que estamos acá" dijo, y propuso avanzar en el proceso de recuperar no sólo fábricas sino también sindicatos copados por burocracias. Repudió "la escalada represiva que ya provocó 40 presos políticos" lo que fue respondido por un canto: "libertad, libertad, a los presos por luchar". Godoy, con la visera de su gorra siempre hacia atrás, dijo otra cosa: "Reivindicamos la lucha de los 30.000 desaparecidos. Queremos retomar sus banderas, la de la unidad obrero estudiantil, la del clasismo, la de pelear por una sociedad distinta. Va a venir a Zanón Ataque 77. Ellos tienen una canción que se llama "Setentistas". Bueno, esa es la lucha que queremos reivindicar y continuar. La de los compañeros de la década del 70. Sí, somos setentistas". 
En un aspecto más próximo del calendario, se informa que al menos hasta el 6 de octubre, cuando los obreros vuelvan a reunirse con el juez que no descarta nada, Zanón se mantiene en alerta.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota