Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
21 de abril de 2019

La Verdad Obrera N° 316

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

ACERCA DE LA 81° ENTREGA DE LOS OSCAR

Hollywood y la “explotación cinematográfica” de la miseria

12 Mar 2009   |   comentarios

No es ningún secreto para el marxismo que, en base a la enorme miseria de la abrumadora mayoría de la población (despojada de todo medio de producción, a excepción de su fuerza de trabajo) surja la riqueza de los capitalistas. Y esto es lo que ocurre, también, en la industria cinematográfica a escala mundial; se vio claramente con Hollywood en su última entrega de premios.

En efecto, las últimas semanas han aparecido cientos de artículos analizando el significado del “reconocimiento” de los últimos films producidos; muchos han señalado, cómo, la multipremiada película india ¿Quién quiere ser millonario? (Slumdog Millonaire), que se llevó 8 de los 10 Oscars a los que estaba nominada, es una muestra de esto.

Los slumdogs (que hacen millonarios a otros)

En Argentina son conocidas como “villas miseria”; en Brasil son “favelas”; en Perú, “barrios jóvenes”. En la India son los “slumdogs” los pobres habitantes de los suburbios. Allí fue donde se filmó la gran ganadora de los Oscar.

La película fue filmada en Dharavi, el mayor suburbio de Asia: apenas 175 hectáreas que concentran cerca de 1 millón de habitantes. Este barrio, recibe a miles y miles de desplazados de Bombay, capital financiera de India. Allí llegan musulmanes, bengalíes y otros, que forman una “industria local” que (sobre)vive del reciclaje diario de la basura, trabajando en las 15.000 pequeñas fábricas y los 30.000 talleres que hay allí. Ellos emplean las 6.000 toneladas diarias de desechos que produce Bombay.

Incluso el gobierno quiere esas tierras, ya que son muy cotizadas: las más caras del mundo. Hay grandes capitalistas interesados en levantar una nueva y más grande city hindú, que le redituaría al gobierno 10.000 millones de euros.

Pero lo fundamental –negocios inmobiliarios aparte- de esta entrega de Oscars es cómo, la internacionalización capitalista opera en esta industria, haciendo surgir de la pobreza la riqueza (para unos pocos): Slumdog... ya ha recaudado 160 millones de dólares en el mundo, sólo en venta de entradas.

Hollywood y su entrelazamiento (económico) “globalizador”}

Desde hace algunas décadas hay un “ida y vuelta”, donde Hollywood ingresó a un enorme mercado de 100 millones de personas-consumidores (recordemos que el cine es parte fundamental de la cultura popular de la India). Y a la vez produce sus propias películas a bajo costo (equipamiento, salarios del personal técnico, etc.) para vender otros productos al resto del mundo. Lo “nuevo” en el caso de Slumdog... es que ahora se “exportan” (como “muestra democrática multicultural”) los mismos actores y dramas indios... aunque el director y la producción sean ingleses. Mientras que Titanic costó 280 millones de dólares, Slumdog... costó sólo 15.

Un análisis señaló: “Hollywood se ha vuelto un poco ambulante: filma donde la inversión resulta más barata (con la vista puesta en mercados que todavía no domina), y en esa estrategia incorpora la dosis de osadía y novedad de la que carece su gran producción mainstream, con lo que genera el efecto ilusorio de una vivificadora renovación. Unas gotas de exotismo sin excesivo riesgo, al fin, porque por lo general no le imponen una mirada distinta sobre el mundo (...), otras lenguas y otros paisajes con sus viejas recetas”1. Los habitantes de Dharavi se encontraron ante los premios divididos: unos tenían esperanza de recibir alguna ayuda (“Quizás ahora los políticos hagan algo con toda la atención que estamos recibiendo”, dijo una vecina del slum); otros, más “realistas”, expresaban escepticismo: “No veo ningún cambio en Dharavi y no veré ninguno en toda mi vida. Nuestros políticos no han podido cambiar nada durante sesenta años, entonces ¿qué harán estos cineastas? Vendrán, grabarán imágenes y sacarán dinero. Estaremos aquí hoy, mañana e incluso en los próximos sesenta años”2.

La cultura amenazada (y utilizada)

Es evidente que la gran industria cinematográfica dominante se hace eco de la crisis mundial; y ante ello, Slumdog... busca funcionar como “un espeso y heroico melodrama de amor y supervivencia en la violenta Bombay. Su Oscar sugiere un camino: nada de cuestionamientos al sistema ni de tremendismos altisonantes ni de denuncias recargadas; el mundo -nos dice la Academia- sólo está para la esperanza”3.

En momentos donde el mundo capitalista se encuentra en crisis, Hollywood se posiciona ante el “cambio” de la “obamanía”: una simulación de “apertura” donde hay premios para gays (Milk), españolas (Penélope Cruz) y pobres que se hacen ricos.

Sin embargo, la realidad podrá más que cualquier fantasía que difunda la clase dominante desde sus monopolios culturales y, ante la amenaza a la vida (y a la cultura y al arte) que representa el actual hundimiento económico capitalista, la lucha de clases, que surgirá como respuesta a la debacle burguesa, será más fuerte que cualquier “magia”, impactando positivamente la retina (y la mente) de millones.

1 Diario La Nación, “Algo de esperanza en tiempos de recesión” (24/2/09).

2 Página/12, “Los indios ya no estaban tan cabreros” (24/2/09). Incluso aparecieron carteles con la leyenda “No somos perros de los suburbios”, expresando enojo por el título del film.

3 El día, “Hollywood premió la esperanza y la modestia” (24/2/09).

Temas Relacionados: Cultura , Información General









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota