Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
Miércoles 29 de Marzo de 2017
02:23 hs.

La Verdad Obrera N° 487

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

A PROPÓSITO DE UNA NOTA DE HORACIO VERBITSKY SOBRE PEDRAZA

¿Grosero error?

09 Aug 2012   |   comentarios

El periodista Horacio Verbitsky sostiene que “En 1967, Pedraza era un joven delegado de los trabajadores ferroportuarios, militante del Partido Socialista de los Trabajadores. En la revista partidaria Los de Abajo propuso la creación de un Frente Obrero contra “el reformismo, la conciliación, las claudicaciones de los dirigentes” y por “la liberación de los trabajadores, la revolución socialista”. En 1968, en la CGT de los Argentinos, conoció al joven escritor y periodista Rodolfo J. Walsh, de 41 años, convocado para dirigir el Semanario CGT. Ambos confluirían en el peronismo” (Pagina 12. 05/08). La columna citada, busca establecer el sinuoso giro de la izquierda hasta la burocracia empresaria del dirigente ferroviario.

Sostener que en 1967, José Pedraza militaba en el Partido Socialista de los Trabajadores, constituye un grosero error o una abierta falsificación histórica. El PST se funda en 1972 como producto de la fusión del PRT- La Verdad y el Partido Socialista Argentino de Juan Carlos Coral. Verbitsky no es un ignorante con respecto a la política argentina, y menos de la política en los ’70, ya que fue parte de esa generación militante cuando revistaba en las filas de Montoneros. El problema no radica tampoco en que Pedraza haya sido militante circunstancial de una organización trotskista. Un revolucionario puede ser cooptado y traicionar su causa y a sus compañeros por la corrupción de la sociedad burguesa, cuando ésta logra quebrar su espíritu de lucha y sus convicciones. Pero Verbitsky sostuvo en otras ocasiones que Pedraza había militado en el Partido Comunista. Es difícil pensar que el error grosero de atribuir un paso del hombre de la UF por el trotskismo haya sido producto de la ignorancia. Suena más bien a una maniobra periodística malintencionada para establecer un punto de contacto entre el ideólogo del asesinato de Ferreyra y la izquierda revolucionaria actual. Dicho en lenguaje llano, los trotskistas pueden terminar tranquilamente siendo Pedraza.

Sin embargo, si esa fue la intención del periodista su propia nota lo desmiente. Pedraza hizo su carrera de burócrata sindical a partir de que rompe con la izquierda, como mimbro del peronismo, donde se corrió alternativamente de izquierda a derecha, donde entregó las conquistas de los trabajadores ferroviarios durante el menemismo y se hizo burócrata empresario, tan servil en los ’90 como bajo el “modelo K”. Sobre la relación de Pedraza con el kirhcnerismo, Verbitsky en cambio, hace un silencio de radio.

Pedraza ordenó la muerte de un militante trotskista, con los métodos heredados de la burocracia peronista y las Tres A, para defender sus privilegios como burócrata-empresario contra trabajadores precarizados, mientras tanto, los militantes trotskistas poníamos el cuerpo junto a los compañeros que luchaban por sus derechos.

Faltar a la verdad para defender al poder de turno, desnuda la bancarrota intelectual de los voceros de la progresía kirchnerista.

Temas Relacionados: Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • Juan del Sur

    11 de agosto de 2012 09:40 - ¿Grosero error?

    Facundito Aguirre: tratá de pensar un poco cuando escribís. Decís: "Un revolucionario puede ser cooptado y traicionar su causa y a sus compañeros por la corrupción de la sociedad burguesa, cuando ésta logra quebrar su espíritu de lucha y sus convicciones", y tres líneas más abajo, "suena más bien a una maniobra periodística malintencionada para establecer un punto de contacto entre el ideólogo del asesinato de Ferreyra y la izquierda revolucionaria actual. Dicho en lenguaje llano, los trotskistas pueden terminar tranquilamente siendo Pedraza". Insinuás que es una "maniobra periodística malintencionada" decir que los trotskistas pueden terminar siendo Pedraza, siendo que es lo mismo que vos acabás de decir, y que es cierto: los troskistas, y cualquier otro luchador de la clase, puede ser quebrado y cooptado. De sobra sabemos que hay troskistas que se hicieron enemigos de los trabajadores, hasta el punto de llegar a adherir al peronismo, mirá lo que te digo. Lo que hay para refutar, entonces, es el caso concreto de Pedraza, cuyo recorrido delictivo Verbitsky intenta enredar con el troskismo para fundamentar su embrollo principal: todos somos iguales, en política no hay diferencias ni éticas ni metodológicas.