Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
19 de noviembre de 2017

Mundo Obrero

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

ZONA NORTE DEL GRAN BUENOS AIRES

Gran encuentro de trabajadores en el corazón industrial de la Argentina

22 Apr 2010   |   comentarios

Informe del encuentro realizado por la agrupación Desde Abajo.

El patio de un colegio secundario, con banderas obreras a su alrededor colgando de los balcones del primer piso, a pocas cuadras del centro de Pacheco, fue el lugar elegido por la Comisión interna (CI) de Kraft - Terrabusi para organizar un encuentro obrero de la zona norte del Gran Buenos Aires.

Participaron unos 400 trabajadores entre delegados, miembros de Internas, dirigentes y activistas de las principales fábricas de la zona. Una abrumadora mayoría obrera, compartida por pequeñas delegaciones de estudiantes de la UNGS y UNLU, militantes de agrupaciones de izquierda y representantes de la FUBA perseguidos por Macri por cortar las calles en apoyo a la lucha de Kraft, contó además con el saludo y adhesión de Elia Espen, de Madres de Plaza de Mayo.

 Quiénes estuvieron presentes…

En la mesa estuvieron especialmente invitados trabajadores y dirigentes de Zanon y Cerámica Stefani del Sindicato Ceramista de Neuquén, junto a los delegados de las internas de Kraft, Pepsico y Donelley. Asistieron además delegados y trabajadores de Arcor (Salto y Córdoba), trabajadores de Felfort y otras fábricas de la Alimentación; delegados y miembros de la Ejecutiva del SUTNA San Fernando (FATE), de Ford, Volkswagen, Gestamp y otras plantas de metalmecánicos de la zona. Delegados y trabajadores de Pilkington, Bosch, Siderca, Finning-CAT, Frigorífico Rioplatense, Paty, Praxair, de la Línea 60, de los hospitales Larcade, Castex y Mercante, docentes de General Sarmiento, Tigre, Escobar y San Martín, además de trabajadores plásticos y ceramistas de la zona, textiles, repositores externos pertenecientes a Comercio y ferroviarios.
 

Una escuela para sectores antiburocráticos

El patio de la escuela se llenó y desbordaba de entusiasmo, con trabajadores que se volvían a encontrar junto a otros que se descubrían y presentaban. ¿Cuánto hace que no hay un encuentro de los sectores combativos y antiburocráticos de esta magnitud?, preguntaba un viejo activista. La iniciativa de la CI de Kraft ya había tenido éxito. Leonardo Norniella, delegado de la CI de PepsiCo, inició el plenario saludando a los presentes, en especial a las decenas de activistas y delegados de la Alimentación.

Recuperar los ejemplos del ‘70

 Tomó la palabra Javier “Poke” Hermosilla de Kraft, que recordó el tiempo que llevaban preparando este Encuentro, y remarcó los ejes de la convocatoria: avanzar en una corriente de la Alimentación, en la coordinación de la zona norte y, a propósito del 1° de mayo, levantar banderas históricas pero muy actuales como la jornada laboral de cuarenta horas semanales, entre otras. La corriente nacional de la alimentación que se proponen es en base a desarrollar fuertes agrupaciones que puedan conquistar delegados y recuperar a las comisiones internas, en perspectiva de ganar el sindicato. Todos los compañeros se entusiasmaron ante este desafío, que es lo realmente nuevo que se abrió a partir del llamado “efecto Kraft”.

“La coordinación que se dio en Kraft”, recordó, “estuvo bien pero fue improvisada. Necesitamos plantear una solidaridad y compromiso mutuo con las luchas que estamos llevando adelante. Darnos una coordinación en zona norte permanente; que se sostenga en el tiempo. Tanto los K como la oposición coinciden en sostener las condiciones de trabajo precarizadas, la tercerización y trabajadores en negro, así como pagar la estafa de la deuda externa”.

 
La clase trabajadora debe tener objetivos grandes

Tras la intervención de Hermosilla tomó la palabra Alejandro López, ceramista de Zanon, destacando que “es de suma importancia este encuentro, en el corazón del movimiento obrero argentino”.

“El marco es ahora -continuó-. En crecimiento se puede dar una lucha más ofensiva. Con orientación y organización se puede ir más allá y recuperar una comisión interna. No sólo parar los ataques. Kraft demostró que se puede pelear contra una patronal imperialista y contra el gobierno nacional. Hay una nueva etapa generacional, y se ha abierto una instancia donde están despertando trabajadores que quieren pelear contra la burocracia sindical”.

Coordinación efectiva y concreta

“Algunos dicen que la coordinación es sólo para defender una fábrica cuando se puede parar”, siguió, “¿qué hacemos con esos compañeros que no pueden parar pero sí pueden firmar una solidaridad, impulsar un fondo de huelga? Son miles los trabajadores que no tienen dónde apoyarse. La coordinación concreta y efectiva es una necesidad y tenemos una responsabilidad”.

Y, aclarando que no era el objetivo de este encuentro, hizo referencia al programa político del Plenario de Trabajadores Clasistas: “necesitamos crecer en el terreno político, no podemos entregar nuestra confianza a tipos ajenos para que gobiernen; ajenos a nuestra clase”. Debemos “avanzar en el terreno político, en una herramienta de la clase trabajadora”.

 Felfort y Arcor, presentes

Lorena Gentile, delegada de la CI de Kraft, señaló la necesidad de la coordinación y desarrollar “tres ejes: unidad, solidaridad y organización: la patronal debe saber que si atacan a un solo obrero, no estamos solos”. Un compañero de Stani opinó que una de las claves debían ser extender en las fábricas las “asambleas y respetar la democracia obrera; ser independientes de la burocracia sindical y que los delegados no se alejen de sus sectores”.

 Luego llegó el turno del delegado de Arcor (Salto), que contó la situación en ese monopolio argentino: “desde el año pasado venimos con conflictos y compañeros despedidos. Hemos hablado con el sindicato pero son unos transas y nos están dejando tirados. Ahora nos quieren sacar los fueros gremiales, y estamos haciendo medidas de fuerza, con bajas en la producción. Nosotros habíamos empezado a hablar para intentar organizar una especie de coordinación con otros compañeros”.

 Los obreros de Felfort expresaron que “lo de Kraft nos dio fuerza; la unión nos da fuerza. El sindicato no apoya. Nos boicotearon dos asambleas y hoy nos largaron antes para volver a anularla”. Cerrando una compañera, denunciando que en la fábrica de chocolate “hay mucho manoseo y ataques contra las mujeres: Felfort es lo peor. Pero estamos sorprendidos por la gente que hay acá y que tantos nos apoyan”.

Un encuentro que abre perspectivas y convoca al optimismo

 La noche ya se había extendido por Pacheco. Había que ir cerrando. Javier Hermosilla (“Poke”) de la CI de Kraft, dijo al terminar: “hace muchos años que no se hace una reunión de este tipo, con tantos trabajadores, delegados e internas antiburocráticas en la zona. Es un hecho inédito, un primer paso que nos llena de optimismo”.

 “Vimos también”, concluyó, “la necesidad de avanzar en la unidad entre los trabajadores de la zona que somos atacados, como es el caso de Fate y Kraft donde hay pedidos de desafuero, defendiéndonos mutuamente y apoyándonos en las luchas que se emprenden, entre los trabajadores y con todas las demás organizaciones sociales, estudiantiles y políticas. Resolvimos que es necesario que en las internas antiburocráticas de la zona discutamos la posibilidad de formar una coordinación permanente”.

Leo Norniella, de la CI de PepsiCo, cerró recordando que “nosotros queremos tener nuevas banderas para la clase obrera, porque no podemos pelear solamente para que la inflación no nos coma al salario mientras seguimos con la precarización y la flexibilización nacida en los ‘90. Todavía hay turnos americanos, jornadas de 12 horas, turnos rotativos, sábados y domingos laborales. Por eso planteamos la pelea por no trabajar más de cuarenta horas semanales, por la reducción de la jornada de trabajo para que haya trabajo para todos, contra el pago de la deuda para que haya salud y educación”.

Y como dice la misma convocatoria, a 120 años de la primera conmemoración del 1° de mayo: “Queremos un 1° de Mayo donde los trabajadores retomemos la pelea contra la superexplotación a la que nos someten, por una semana laboral de no más de cuarenta horas y con un salario igual a la canasta familiar en el camino de ir reduciendo la jornada de trabajo y atacar la base de la explotación que sufrimos día a día”.

El compromiso de estar el lunes acompañando a Marcelo Gallardo, de Fate, citado en los tribunales por juicio de desafuero, fue unánime. La voluntad de seguir avanzando contra las patronales y la burocracia sindical era más que evidente. Una gran jornada de organización del sindicalismo de base había concluido exitosamente. 

Temas Relacionados: Movimiento Obrero









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota