Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
24 de agosto de 2017

Notas de tapa

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

PROYECTO X

Gran denuncia de los trabajadores de Kraft contra la infiltración de la Gendarmería K

16 Feb 2012 | Mirá el informe especial sobre Proyecto X de "A dos voces" con la presencia de Myriam Bregman, Javier "Poke" Hermosilla, Elia Espen, Victoria Moyano, Néstor Pitrola y Juan Oribe. Clic acá   |   comentarios

En noviembre de 2011 un grupo de personalidades y organismos de Derechos Humanos encabezado por el CeProDH, patrocinando a los obreros y obreras de Kraft y PepsiCo, presentó una denuncia contra la Gendarmería Nacional por haber comprobado que esta fuerza realizó inteligencia y espionaje sobre activistas y militantes de organizaciones gremiales, estudiantiles, políticas y de Derechos Humanos.

Como resultado de esas tareas (prohibidas por las propias leyes reaccionarias de inteligencia) esta fuerza represiva recogió y aportó las “pruebas” con las que se terminó procesando penalmente a dirigentes y militantes obreros, estudiantiles y de la izquierda.

Tras un pedido judicial motivado por esta denuncia, el propio jefe de la Gendarmería, comandante Héctor Schenone, reconoció por escrito que la fuerza a su cargo sostiene el denominado “Proyecto X”, una base de datos personales de dirigentes sindicales y políticos elaborada principalmente a través de la infiltración ilegal de personal civil en manifestaciones, asambleas y otras actividades. Schenone responde directamente a las órdenes de la ministra Nilda Garré.

Que el jefe de una de las máximas fuerzas de seguridad del país -la “perla” uniformada de CFK- admita la existencia de estas prácticas, lejos de mostrar una “irregularidad” o “anomalía” en el funcionamiento del aparato represivo del Estado burgués deja al descubierto que desde las propias entrañas del poder estatal se investiga y persigue a quienes se organizan para luchar por sus derechos económicos, gremiales y políticos. En estos casi nueve años el kirchnerismo tuvo como norte volver a esta “normalidad” después de las jornadas revolucionarias de diciembre de 2001.

Los obreros y obreras de PepsiCo y Kraft desenmascaran el espionaje realizado sobre ellos durante 2009 y 2010. Pero desde 1983 a la fecha esos “centros de reunión de información” (así los denomina la Gendarmería) son herramientas fundamentales del aparato represivo de esta democracia para ricos que se parecen a los utilizados por este mismo Estado durante la dictadura genocida.

En Argentina hay más de 5.000 luchadores obreros y populares procesados. Muchos de ellos son trabajadores que, como los de Kraft y PepsiCo, soportan procesos y hasta embargos de centenares de miles de pesos por haber salido a defender a sus compañeros, enfrentar despidos y luchar por demandas elementales contra la dictadura patronal en fábricas y empresas y contra sus sirvientes millonarios, los burócratas sindicales. El denominado “Proyecto X” demuestra que es el mismo Estado quien arma causas apelando a prácticas que están por fuera incluso de la propia legalidad burguesa.

No es posible sostener ni un minuto más los procesamientos que pesan sobre los compañeros y compañeras de Kraft y PepsiCo. Esas causas deben caer de inmediato al comprobarse que se armaron en base a inteligencia y espionaje ilegal.

El gobierno debe hacer pública toda la base de datos del denominado “Proyecto X”, entregándole la información recopilada a cada una de las víctimas de esta flagrante violación a las libertades democráticas.

Los organismos de derechos humanos, las organizaciones obreras, los partidos de izquierda y todo quien se reivindique democrático debemos impulsar una gran campaña para terminar con el espionaje y la infiltración contra quienes luchan por las causas de los explotados y oprimidos, hasta lograr la destrucción de la base de datos del denominado “Proyecto X” y otras similares que posean otras fuerzas estatales o paraestatales.

El próximo 24 de marzo, en un nuevo aniversario del golpe genocida, debemos volcar esta campaña en las calles junto a la exigencia de la inmediata anulación de la Ley Antiterrorista, la anulación de las causas o condenas de todos los luchadores obreros y populares, el cese de la represión a quienes luchamos contra los explotadores y sus fuerzas represivas, la libertad de los presos por luchar como Carlos Olivera, y la disolución de todos los organismos de inteligencia sobre las organizaciones de lucha y la izquierda.


Conocé las repercusiones en medios de Argentina y el mundo acerca de la denuncia presentada. Click aquí

Temas Relacionados: Libertades Democráticas , Movimiento Obrero , Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • Pablo

    17 de febrero de 2012 20:05 - Gran denuncia de los trabajadores de Kraft contra la infiltración de la Gendarmería K

    Estimados Compañeros: a la GRAVEDAD de lo denunciado por los compañeros de Kraft (adjetivación que desde ya me parece que queda corta) se le suma la respuesta de la Ministro, que no solo considero inapropiada en cuanto a su contenido, sino incluso en cuanto a la forma misma de su distribución. Referir a "ordenar una investigación" implica, por lo menos, aparentar un desconocimiento de la existencia de la mentada practica, lo que es peligroso desde varios ordenes, de los cuales el primero, sin que implique una jerarquización, es la existencia de una especie de "liberación del deseo constitutivo" de las fuerzas de seguridad, es decir, una especie de "carta blanca" con un gran espacio de autonomía que no es factible que pueda existir en un orden que se precie de "constitucional" y "respetuoso de los derechos humanos". Esta "carta blanca" como todos sabemos tiene componentes represivos que son sustanciales a la cualidad misma de la fuerza.
    No creo que esto deba "alejarse" del contexto de producción del hecho, teniendo en miras la recientemente sancionada Ley Antiterrorista, y la generación de conflictos sociales como los provocados alrededor de la megamineria, o las eventualidades de una crisis que más tarde o más temprano terminará por repercutir (siendo considerados con el discurso oficial respecto de su "no aparición en nuestras fronteras aún") en el país. A ello habría que agregarle esta novedosa forma de distribución de la palabra oficial (en forma y contenido) que es la utilización del twiter. Lo primero que llama la atención es el contenido: "INDIGNACIÓN", yo no puedo creer otra forma más acabada de "construcción de empatia para diluir responsabilidad" que la concentración en si del descontento, bronca que genera una denuncia como la hecha por los compañeros. Lo "indignante" es indignarse, y posibilitar la formación de estos verdaderos cuadros de persecución de las luchas sociales, o pretender "desconocer" la existencia de un plan como el proyecto X (me pareció a mi o en uno de los documentos aportados en el programa de bonelli, decia "PROYECT X" -refiero a una de las actas o documentos del Estado- Ni siquiera uno debería ponerse a indagar en la denominación porque las analogías que podría llegar a descubrir serían asombrosas -una si se me permite: la X siempre marca un tesoro, es el punto final de un mapa, ergo ese "mapa" de gendarmeria tiene como "tesoro" a conseguir información sensible de los luchadores sociales). Luego la lógica "twitera", la palabra del funcionaria distribuida en un medio que por sus cualidades mismas pretende generar identificación, pertenencia. Nuevamente de temer. Finalmente la composición de contexto que hemos (siquiera) resumido como reveladora de las "realidades" del modelo y no del discurso que pretende "marginalizar" o considerar "patologicas" buena parte de sus verdades (pienso en Formosa, Jujuy, Indoamericano, etc.) deben mover a estar muy atentos. Muchos saludos