Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
18 de junio de 2019

La Verdad Obrera N° 395

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

QUILMES: OTRO PASO ADELANTE EN LA LUCHA CONTRA LA IMPUNIDAD (Nota exclusiva en Internet)

Gracias a la movilizacion condenaron al policía que mató a Vitor Balza

07 Oct 2010   |   comentarios

El jueves 30 de septiembre el TOC 4 de Quilmes condenó a 11 años de prisión al policía de la bonaerense Norberto González que mató de un balazo al joven Víctor Balza de 18 años. El hecho sucedió en la madrugada del 7 de noviembre de 2003 en Villa Itatí, de Don Bosco, partido de Quilmes, cuando Víctor volvía a su casa después de haber ido a bailar. González baleó al muchacho que fue llevado gravemente herido a la Comisaría 2° de Bernal en la que murió dos días más tarde. Hay que aclarar que gracias a los mecanismos de impunidad que garantiza la justicia ni el médico que lo revisó, ni el fiscal que lo interrogó, ni los policías que lo dejaron morir, están imputados.

El año pasado, y luego de un sinnúmero de marchas, se realizó el primer juicio por el caso Balza que fue anulado por la sala 1 de la Cámara de apelaciones de Quilmes (la misma que le permite estar en libertad al policía que me disparó mientras la Cámara de casación confirma la condena). Este comportamiento de los jueces a favor de los policías de gatillo fácil nos llevó a escracharlos con una pegatina y una marcha, junto a las organizaciones con las que conformamos la Coordinadora Antirrepresiva del Sur. En ese marco se inició el segundo juicio por el caso Balza, en el que el abogado del policía volvió a presentar un recurso ante esta Sala de jueces garantes de la impunidad policial, apostando nuevamente a algún fallo para frenar el juicio. Sin embargo, el miedo a un nuevo escrache fue más fuerte, las audiencias se hicieron y González fue condenado.

Como contrapartida a este avance logrado en base a la lucha y la movilización, los jueces directamente optaron por permitirle estar en libertad a González hasta que la Cámara de casación ratifique la condena. Podría decirse que ahora, como no pueden evitar las condenas contra los policías de gatillo fácil, la salida que les queda a los magistrados es garantizar una semi-impunidad de los asesinos, con la posibilidad de que se fuguen, en la que le dejan la última palabra a la Cámara de casación. Tenemos que movilizarnos a partir de los triunfos obtenidos para lograr el castigo de todos los policías de gatillo fácil con penas de cárcel común y efectiva.

Temas Relacionados: Libertades Democráticas









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota