Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
18 de diciembre de 2017

Movimiento Obrero

Gobierno apuesta a que se invierta en Zanon: resignarían su acreencia

10 Apr 2003 | El martes, los ceramistas no permitieron que los síndicos tomaran posesión de su cargo. Ahora esperan la decisión del juez porteño Germán Páez Castañeda.   |   comentarios

NEUQUEN.- Tras la tensa jornada en la que los trabajadores que ocuparon y pusieron en producción a Zanon impidieron que los síndicos tomaran posición de su cargo y pasada la amenaza de un eventual desalojo, el gobierno adelantó ayer que está dispuesto a ceder parte de su acreencia (de 13 millones de pesos) si esa decisión es acompañada por una propuesta del concurso para asegurar la continuidad de la fuente de todo el personal y un futuro manejo de la planta en manos de nuevos inversores.
La postura del gobierno se conoció luego de que la calma volviera a la planta ubicada en el parque industrial, donde ayer los trabajadores retomaron el ritmo normal de trabajo que se había visto modificado por la presencia de la sindicatura en Neuquén. Quien anunció que el gobierno está dispuesto a ceder parte de su acreencia -por lo menos en un inicio, aunque ya se piensa en la posibilidad de cederla toda si se encuentra una solución- fue el Jefe de Gabinete José Brillo, quien además pidió un gesto «en sintonía» de parte del Juzgado Comercial N°18 de Buenos Aires que tiene a su cargo el concurso preventivo de Zanon.
Cuando la empresa de la familia Zanon se presentó en concurso preventivo, la deuda que la Justicia terminó por reconocerle a la provincia fue de 13 millones de pesos en concepto de abultadas facturas impagas al Ente Provincial de Agua y Energía del Neuquén (EPEN) y de dos créditos nunca cancelados con el Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo (IADEP).
La deuda global de Zanon (el otro acreedor importante es un importante grupo de bancos comandados por el Crédit Suisse) es de 80 millones de dólares.
Según anunció Brillo, Neuquén está dispuesta a ceder parte de lo que le correspondería cobrar como acreedor de la empresa si esa cesión de recursos forma parte de un propuesta que involucre a nuevos inversores y que garantice el futuro productivo de la empresa con la totalidad de los trabajadores que actualmente se desempeñan en la planta.
En ese sentido, Brillo consideró que la Justicia «debería mostrar una alternativa de salida para demostrar, sobre todo a los trabajadores, que hay una salida».
El funcionario reveló que el gobierno «acercó a varios inversores» al concurso para que se evalúe la posibilidad de una inyección de capital que permita el pago de por lo menos parte de la deuda y garantice la puesta en marcha de la fábrica bajo un nuevo gerenciamiento.
Según Brillo, esa posibilidad contempla el ingreso de nuevos capitales a la planta, el mantenimiento de los puestos de trabajo y una mayor participación de los trabajadores en el futuro de la planta.
El funcionario no quiso revelar el nombre de los inversores interesados en ingresar al negocio cerámico -promovidos fundamentalmente por las condiciones favorables de exportación del producto- pero se supo que serían los grupos empresarios serían tres, y que en la actualidad no tienen vínculos con el negocio cerámico.
Por otra parte, Brillo aseguró que los restantes acreedores -sobre todo los bancos- «tienen una posición constructiva» para avanzar en una solución. Por esa razón insistió en que desde el juzgado que tienen a su cargo Germán Páez Castañeda se envíe una señal a los trabajadores de que existen posibilidades de solucionar el conflicto.

Para abogado, puede derivar en debate nacional

NEUQUEN.- El abogado local que representa a la sindicatura designada en el concurso preventivo, Marcelo Lissi, aseguró ayer que el caso de Zanon podría motivar un debate a nivel nacional sobre el contenido de la Ley de Concursos y Quiebras, al considerar que el conflicto de la cerámica «presenta un proceso jurídico muy interesante para discutir esta norma tan cuestionada».
Lissi, quien actúa en representación de los cinco síndicos que fueron designados por el juez porteño Germán Páez Castañeda, dijo además que «nadie puede estar en contra de alguien que está defendiendo su fuente de trabajo» y, en ese sentido, dijo que la postura de los ceramistas es «justa».
No obstante, el abogado recordó que según la normativa vigente no pueden ser los operarios los que administren la planta, sino que ese tarea debe ser ocupada por la sindicatura.
En diálogo con el programa radial En Boca de Todos, Lissi defendió a los síndicos al explicar que su papel «no es representar a la patronal ni a la parte obrera sino que son los colaboradores del juez a quien asisten en los aspectos contables, no representan a la patronal ni a la parte obrera. Simplemente son el nexo de comunicación que tiene el magistrado con los aspectos contables de la empresa».
«Creo que nadie puede estar en contra de alguien que está defendiendo su fuente de trabajo. Lo que pasa es que muchas veces -y en este caso en particular-, cuando las situaciones son de hecho y justas, por que si se quiere ésta es una situación justa, se choca con normas de derecho y se ven estas dicotomías que generan este malestar», dijo al abogado.
A nivel de análisis, Lissi sostuvo que se el conflicto ceramista se encuentra «en una situación atípica o que no está contemplada dentro del marco legal de la Ley de Concursos, porque no está contemplado que la parte obrera durante el transcurso del concurso sea la que administre la planta. Hasta ahora eso no está previsto y por otra parte tengo la explicación de la ley que exige que la administración la mantenga la parte empresaria vigilada o coadministrada por los síndicos».
Por esa razón evaluó que «es sumamente entendible la posición de la parte obrera porque es incuestionable su situación y su necesidad de trabajo, pero sin olvidar que por otro lado también tenemos el texto de la Ley».
«Yo creo que éste va a ser un caso muy interesante para empezar a debatir la tan cuestionada Ley de Concursos y Quiebras. En lo jurídico estamos ante un proceso muy interesante, me parece que no hay criterios muy firmes en ningún sentido de cómo como puede prosperar la causa», agregó. Lissi argumentó su postura proclive a discutir el texto de la Ley de Concursos por entender que es una norma «que ha facilitado mucho la posibilidad de los empresarios de acceder a los beneficios que prevé esa ley, algunos de los cuales son, según mi humilde criterio, un poco exagerados».

Críticas a Kirchner

NEUQUEN.- El Jefe de Gabinete neuquino José Brillo, criticó ayer al candidato presidencial Néstor Kirchner quien en su visita a la provincia había opinado que el gobierno local debía recomprar la acreencia que mantienen con Zanon.
«Es total y absolutamente falso que el acreedor mayoritario sea el Estado neuquino. Es un grupo de bancos liderados por el Crédit Suisse los que tienen una acreencia con Zanon de 75 u 80 millones de dólares, y la provincia a través del IADEP y el EPEN no llega al 10% de ese monto», dijo. Agregó además que el BPN «no tiene acreencia con la cerámica», tal como había dicho Kirchner.
Brillo también respondió la opinión del candidato sobre la política petrolera del gobierno, al decir que el santacruceño «desconoce cuáles fueron los impactos de las alianzas estratégicas propiciadas por (Jorge) Sobisch en materia de generación de empleo e inversiones para la provincia».

Temas Relacionados: Movimiento Obrero









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota