Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
19 de septiembre de 2017

La Verdad Obrera N° 513

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

EL "MODELO" KIRCHNERISTA

Espionaje “nacional y popular” y democracia para ricos

07 Mar 2013   |   comentarios

Si el triunfo electoral de Hugo Chávez en noviembre pasado fue un espaldarazo al gobierno kirchnerista, su fallecimiento abre un panorama de incertidumbre no sólo en aquel país, sino en toda América Latina. El futuro de Venezuela sin el arbitraje personal de Chávez es aún dudoso. Los gobiernos llamados “pos-neoliberales” pierden a uno de sus máximos representantes.

Estos gobiernos surgieron para contener a los movimientos de masas que habían protagonizado levantamientos contra las crisis económicas y sociales provocadas por el “neoliberalismo”. Con sus diferencias, ninguno fue expresión genuina de esos levantamientos, sino que actuaron como desvío y como “restauradores” de la autoridad de los Estados capitalistas y –en algunos casos, como el argentino- de los regímenes políticos altamente cuestionados. Tanto en Bolivia como en Venezuela, por la agudeza de las crisis y de la lucha de clases, Evo Morales y Chávez debieron cambiar la Constitución y establecer nuevos regímenes políticos. Fueron también quienes más nacionalizaciones realizaron (aunque pagando indemnizaciones y en algunos casos a precio de mercado). Sin embargo ninguno cambió el estatus dependiente de sus países, sometidos al capital imperialista. Venezuela sigue dependiendo esencialmente de la renta petrolera y debe importar el 80% de los alimentos. Lo mismo puede decirse de Bolivia, respecto a la renta gasífera. El proyecto kirchnerista es todavía más limitado, más cerca del “modelo” del Brasil de Lula y Dilma, considerado ejemplar por el imperialismo y el FMI, más allá de ciertos roces políticos.

Para cumplir su función de “contención”, los gobiernos “pos-neoliberales” debieron hacer concesiones parciales al movimiento de masas y tuvieron ciertas fricciones con el imperialismo norteamericano (en momentos de crisis de su hegemonía), de ahí la simpatía popular lograda frente a opciones más derechistas, agentes directos y de mayor confianza del gran capital. Y de ahí también la conmoción que significa para gran parte del pueblo de Venezuela la pérdida de quien consideraban su líder (páginas centrales). Sin embargo, pese a una década de alto crecimiento y un escenario internacional que favoreció a las economías de la región, millones siguen sumidos en la pobreza, sin tierra, sin vivienda y sin trabajo.

Más que “chavismo”, pejotismo

La muerte de Chávez se produce cuando el gobierno de Cristina y el kirchnerismo, atraviesan una etapa de declive motorizada por el desgaste del “modelo” y la imposibilidad de encontrar un sucesor político del riñón cristinista para 2015. En lo inmediato, la mayor fortaleza del gobierno proviene de la debilidad de la oposición patronal. Sin embargo no hay que descartar que el kirchnerismo, intente utilizar el efecto que pueda generar el fallecimiento de Chávez, para fortalecerse y busque inyectar mística a la base social que lo apoya por izquierda, lo que le sirve, además, para cubrirse con una retórica “nacional y popular” ante el giro a la derecha que significa haber promovido las leyes antiterroristas, la ley de Riesgos de Trabajo y el cepo al salario.

Ante la crisis de sucesión, el gobierno ensaya una respuesta combinada: por arriba hace demagogia contra las “corporaciones”, mientras por abajo negocia con el aparato pejotista de intendentes y gobernadores para obtener un mejor resultado en octubre y mantener viva la esperanza de una re-reelección de muy difícil concreción. Con la justicia pretende introducir reformas cosméticas, muy lejos de la “democratización” que pregonan (página 15). Mientras, con Caja en mano, el ministro de Planificación, Julio De Vido, compra intendentes en Buenos Aires, Santa Cruz o Tucumán, para disciplinarlos a cambio de plata para obra pública. En Santa Fe ya se habla de un acuerdo con el pejotista Obeid, hace poco aliado a De la Sota.

Lejos del discurso que habla de una nueva militancia juvenil y de un gobierno que enfrenta las corporaciones en el marco del proyecto “nacional, popular y latinoamericano”, el kirchnerismo vuelve a apoyarse en una de las principales “corporaciones” que fue sostén de Menem o Duhalde: el pejotismo.

Techos al salario y tarifazos

El presente o el futuro estuvieron ausentes en el discurso de apertura de las sesiones del Congreso. Cristina no habló de los índices de trabajo precario, tercerizado o en negro, del miserable haber de los jubilados o el salario mínimo, del robo de un impuesto que debería ser “a las ganancias” y se aplica al salario, tampoco de la inflación y del techo a las paritarias.
Nunca mencionó al principal conflicto que recorre el país con epicentro en la provincia de Buenos Aires, Neuquén y Santa Fe: los paros y movilizaciones de los docentes contra el cierre unilateral de la paritaria nacional con un aumento escalonado de un 22%.

Mientras tanto en la Ciudad de Buenos Aires se paga una nueva consecuencia de la entrega que hizo el kirchnerismo de la gestión del subte a “la derecha”: otro tarifazo que lleva el boleto a $3.50. Todos los políticos patronales: Cristina, Macri, Binner o De la Sota, tienen acuerdo en atacar el bolsillo popular.

Esto es lo que viven a diario los trabajadores, por lo que continúa aumentando la disidencia con el gobierno en franjas importantes de la clase obrera. Aunque no se manifieste todavía en luchas sindicales abiertas y generalizadas, el eco que ha encontrado la campaña de nuestro compañero Raúl Godoy para que “los diputados y todos los funcionarios públicos cobren lo mismo que una maestra”, o el impulso que toman las agrupaciones político-sindicales que promueve el PTS, junto a compañeros independientes y que tienen como avanzada las fábricas de la estratégica zona norte del GBA, lo demuestran.

Mientras tanto, la burocracia sindical aliada al kirchnerismo amenaza con sacar un documento crítico hacia su gobierno y Moyano y Micheli mantienen la convocatoria a la marcha del 14/3. Hay que exigir que le pongan fecha a un paro nacional y a un plan de lucha que sea debatido en asambleas de base. Se debe partir de apoyar la lucha docente para evitar que el techo del 22% en cuotas quede como “testigo” para todos los trabajadores.

El 24 de Marzo a Plaza de Mayo con el PTS y el Frente de Izquierda

Las dos campañas que impulsamos desde el PTS y el Frente de Izquierda demuestran el verdadero carácter de esta democracia para ricos, cuando se cumplen treinta y siete años del fin de la dictadura.

Nuevamente aparecieron pruebas contundentes del espionaje ilegal de la Gendarmería de Garré y el gobierno nacional contra las organizaciones obreras, sociales y populares, conocido como el “Proyecto X”.

El proyecto de Ley para que “los diputados y funcionarios ganen lo mismo que una maestra”, presentado por Raúl Godoy en la Legislatura neuquina, desenmascara la demagogia de Cristina (y todos los políticos patronales), que pretende mostrarse como la abanderada de la ampliación de derechos democráticos. Mientras se le responde a los docentes que no hay plata para salarios, se mantiene a una casta de políticos y funcionarios millonarios y se gasta otro tanto armando aparatos de espionaje ilegal.

Vamos a seguir desenmascarando a esta casta de políticos que viven como empresarios y poniendo en evidencia los mil lazos que los unen con los capitalistas, un gran paso para demostrar que esta es una democracia para los ricos. El Frente de Izquierda y los Trabajadores debe tomar esta bandera como un planteo central en la campaña electoral. Esto no hará más que abrir el camino a la izquierda para dialogar con las amplias masas con demandas que son muy sentidas, como el rechazo a la casta de políticos millonarios. Para ayudar a extender una izquierda de los trabajadores que se proponga construir un partido revolucionario en Argentina. Para luchar por un gobierno de los trabajadores y el pueblo pobre, en el marco de una `pelea por una alternativa política superadora de los intentos del “nacionalismo burgués”, en toda Latinoamérica.

Este 24 de marzo convocamos a los jóvenes y trabajadores a movilizarse junto al PTS y el FIT a Plaza de Mayo y en todo el país, por cárcel y castigo a todos los genocidas, para acabar con el espionaje y la persecución a los luchadores, para que los diputados, funcionarios y jueces ganen lo mismo que una maestra.

Temas Relacionados: Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • Jumping Jack Flash.

    16 de marzo de 2013 17:25 - Espionaje “nacional y popular†y democracia para ricos

    En el primer parrafo del subtitulo "El 24 de Marzo a plaza de Mayo...." dice:"cuando se cumplen 37 años del fin de la dictadura".En realidad estamos a 37 años del comienzo de aquella nefasta fecha.