Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
14 de diciembre de 2017

Libertades Democráticas

Contra la Reprersión y la Impunidad

Encuentro Antirrepresivo en la zona sur

14 Aug 2004   |   comentarios

CONTRA LA CRIMINALIZACIÓN DE LA POBREZA Y DE LA PROTESTA SOCIAL
ENCUENTRO ANTIRREPRESIVO EN LA ZONA SUR
Un centenar de personas participaron el sábado 14 de agosto del Encuentro Antirrepresivo realizado en Quilmes que fue convocado por Carla Lacorte, Cristina López y otras víctimas de la represión y la impunidad, comités antirrepresivos integrados por alumnos de distintas escuelas de la zona sur y la red de agrupaciones juveniles No Pasarán.
 Aparte de familiares de víctimas del gatillo fácil, como la hermana de Cristian Bogado, muerto bajo las balas policiales en el mes de mayo, estuvieron presentes distintas organizaciones de trabajadores ocupados y desocupados como la FTC Mesa Nacional, docentes y estudiantes de escuelas medias y artísticas de la zona sur.
 En la apertura del Encuentro se recalcó la existencia de 1.600 casos de gatillo fácil impúnes en todo el país y de 4.000 miembros de sindicatos, organizaciones de desocupados y estudiantes procesados por participar de distintos reclamos a partir de lo que se planteó “el problema de la criminalización de la pobreza y de la protesta social que se agrava con el Plan de Seguridad del Gobierno” y la necesidad de enfrentar esta situación con la creación de “una gran coodinadora antirrepresiva a nivel nacional”.
 También se planteó la solidaridad con los trabajadores de Zanón de Neuquén ante la posibilidad de que la justicia y el Gobernador Sobisch intente desalojarlos de la fábrica que “mantienen funcionando hace dos años y medio y que han puesto al servicio de las necesidades del pueblo todo”. En este sentido se llamó a participar de una reunión a la que convocan obreros de esa fábrica el viernes 20 a las 19 en el Hotel Bauen.
 Posteriormente se pasó a un animado y comprometido debate en comisiones del que surgieron distintas iniciativas como un “llamamiento a todas las víctima de la represión y la impunidad, a los sindicatos, movimientos de desocupados, organismos de derechos humanos y a la juventud toda para poner en pie una gran coordinadora antirrepresiva a nivel nacional”, la propuesta de un nuevo encuentro a mediados de septiembre y la realización de charlas y festivales alusivos en conmemoración de la Noche de los Lápices y ante la inminencia del juicio oral por el caso de Carla Lacorte.
 
 
 Quilmes, 14 de agosto de 2004.-
 
DECLARACION ENCUENTRO CONTRA LA REPRESIÓN Y LA IMPUNIDAD
 
 En nuestro país existen más de 1.600 casos de gatillo fácil impúnes gracias a la complicidad de la justicia y al aliento que dan a “la mano dura” los políticos al servicio de los poderosos. Juntos policía, justicia y políticos patronales conforman un verdadero círculo de represión e impunidad que multiplica el terror sobre los barrios del pueblo trabajador a través del mantenimiento de gran parte del aparato represivo heredado de la última dictadura militar. Muchos de los genocidas de ayer son los represores de hoy.
 Este mismo dispositivo también se ha aplicado sobre los luchadores de los sindicatos, los movimientos de desocupados y los estudiantes. Víctor Choque, Teresa Rodríguez, Aníbal Verón son mártires de la lucha de los trabajadores. Además hay 4.000 procesados por luchar como Raúl Godoy de Zanón, el Pollo Sobrero de ferroviarios, la docente Marina Schiffrin y los estudiantes Ogando y Salgado. Los procesamientos son una amenaza permanente para intentar frenar las luchas. 
 En los últimos meses los medios y la derecha han resucitado la discusión sobre la inseguridad. Fundamentalmente a partir del lamentable secuestro de Axel Blumberg y las propuestas de sus padre se insiste con elevar la presencia de policías, gendarmes y prefectos en la calle así como bajar la edad de imputabilidad y aumentar las medidas represivas sobre las movilizaciones y cortes de ruta. El gobierno nacional y los gobiernos provinciales lanzaron entonces el tristemente célebre Plan de Seguridad que efectivamente otorga más atribuciones a la policía y eleva su presencia en las calles. Como consecuencia de esto ya estamos lamentando el asesinato de Lisandro Barrau, Cristian Bogado, Diego Lucena y el más reciente de Martín Quintana de Córdoba, sólo por nombrar los casos que son conocidos.
 Las víctimas y familiares de víctimas del gatillo fácil, los trabajadores ocupados y desocupados y la juventud sabemos muy bien por nuestra experiencia que más policías en las calles no van a traer más seguridad. Esa institución podrida está ligada a los secuestros y a todos los delitos más graves. Más policía en la calle es más mafia y más terror para la juventud, así como más represión para los que salen a luchar. Ellos son la inseguridad del pueblo trabajador.
 Los mismos gobiernos que han salvado a los poderosos de afuera y de adentro condenándonos a los bajos salarios, el hambre y la desocupación, limitan a la represión la solución de los problemas sociales. Lo único que se logra con medidas como el Plan de Seguridad es criminalizar la pobreza y la protesta social. Y lamentablemente, como decíamos más arriba, ya se están viendo sus efectos y no sólo en los casos de gatillo fácil. Prueba de esto es que el “parámetro para reprimir” del nuevo Ministro de Seguridad es la lucha por la recuperación de la textil Brukman por parte de sus trabajadores que ya ha sido aplicado en el brutal desalojo de los obreros de Gatic de Pihúe sentando un peligrosísimo antecedente sobre fábricas ocupadas por sus trabajadores como Zanón . Temen que ejemplos como estos o la lucha de Caleta Olivia o Altos Hornos Zapla se difundan y generalicen. Por eso hasta secuestran las filmaciones de esos hechos tal como sucedió con las que había realizado en Jujuy el Grupo Contraimagen.
 Parte de esto también es el Código de Convivencia en la Ciudad de Buenos Aires que limita enormemente la actividad de los vendedores ambulantes, cercena derechos humanos básicos y persigue las movilizaciones y los escraches, entre otras “joyas” dignas de una dictadura. Los quince detenidos por estos hechos, y la negativa de liberarlos, van en el mismo sentido.
 El gobierno sabe que la policía está desprestigiada y que para ejercer un control social efectivo debe lavarle la cara. Por eso hablan de algunos “policías descarriados” y se hacen purgas muy altisonantes. Pero no son algunos, es toda una institución destinada a aterrorizar a los pibes de los barrios y a los que luchan por sus derechos. Además las purgas no significan que los asesinos vayan presos. Por eso luchamos por la disolución de la policía, por el desmantelamiento del aparato represivo y porque nuestra seguridad quede en manos del pueblo trabajador con sus propias organizaciones. Asimismo, y por las mismas razones, no confiamos en que este justicia al servicio de los ricos vaya a resolver nuestros casos. Por eso sólo la lucha y la movilización independiente son las única garantía de que alcance un mínimo grado de justicia. Por esto también peleamos por una Comisión Investigadora Independiente para que los verdaderamente interesados en frenar la represión, las víctimas de toda índole, seamos las encargadas de investigar los casos con plenos poderes.
 En este camino es que familiares de víctimas del gatillo fácil, organismos de derechos humanos, trabajadores ocupados y desocupados y jóvenes de la zona sur nos unimos en esta coordinación antirrepresiva para dar una respuesta común a este flagelo y frenarlo de una vez por todas. Queremos empalmar en la unidad con otras iniciativas similares que existen a lo largo y ancho del país con los mismos fínes. Llamamos a todas las víctimas, los sindicatos, los movimientos de desocupados, los organismos de derechos humanos, los centros de estudiantes y a la juventud en general a formar ya coordinadoras antirrepresivas en todos los lugares donde sea posible.
 Hace falta una coordinación antirrepresiva a nivel nacional para que la muerte de uniforme no se naturalice. Para que no frenen a los trabajadores y estudiantes que salen a reclamar por sus legítimos derechos.
 
 -CASTIGO A TODOS Y CADA UNO DE LOS ASESINOS DE GATILLO FACIL
-DESPROCESAMIENTO DE LOS 4000 LUCHADORES ENCAUSADOS
-REPUDIAMOS EL BRUTAL DEASOJO DE LOS OBREROS DE GATIC Y NOS SOLIDARIZAMOS CON LOS OBREROS DE ZANON Y DE TODAS LAS FABRICAS OCUPADAS CON PELIGRO DE REPRESIÓN
-ABAJO EL CODIGO DE CONVIVENCIA. LIBERTAD A LOS PRESOS DE LA LEGISLATURA.
-ABAJO EL PLAN DE SEGURIDAD DE KIRCHNER-SOLA
-POR UNA GRAN COORDINADORA ANTIRREPRESIVA A NIVEL NACIONAL
 
El Encuentro se solidariza y acompaña el reclamo del esclarecimiento de la muerte de Hector José Del Barco, el niño aparecido muerto en el Arroyo Las Piedras de Quilmes.
 
 Quilmes, 14 de agosto de 2004.-
 
SOLIDARIDAD CON LOS TRABAJADORES CON GATIC
 
HAY QUE RODEAR DE SOLIDARIDAD A LOS OBREROS DE ZANON
 
Desde el Encuentro Antirrepresivo realizado en Quilmes en el día de la fecha queremos hacer llegar la más firme solidaridad a los trabajadores de Gatic, recientemente reprimidos y desalojados, por lo que nos ponemos a su disposición para todas las medidas de lucha que consideren necesarias.
 De la misma manera denunciamos el plan del gobernador de Neuquén Sobisch que con la excusa de instalar un emprendimiento de fábricas prefabricadas para los trabajadores de Zanón intenta desalojarlos de la empresa que hace dos años y medio mantienen funcionando en forma ejemplar, poniéndola al servicio del pueblo todo y creando fuentes de trabajo para los desocupados.
 La ofensiva sobre Zanón no es un caso más de represión a los trabajadores. Es intentar borrar la experiencia más avanzada que dió el 2001: que los trabajadores no tienen porque resignarse al hambre y la miseria, que pueden manejar la producción y, fundamentalmente, que pueden ofrecer su propia salida a las necesidades del pueblo.
 Por eso no sólo nos ponemos a disposición de los compañeros de Zanón sino que llamamos a todos los sindicatos, movimientos de desocupados, centros de estudiantes, organismos de derechos humanos y víctimas de la represión a la impunidad, a ponernos ya en alerta y movilización ante cualquier intento de desalojo.
 En este sentido llamamos a participar de la reunión que los trabajadores de Zanón convocan para el viernes 20 de agosto a las 19 horas en el Hotel Bauen.
 
Carla Lacorte, Cristina López, Lucía Bogado y familiares de víctimas de la represión y la impunidad.
Comités contra la Represión y la Impunidad
No Pasarán
 

Temas Relacionados: Libertades Democráticas









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota