Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
11 de noviembre de 2019

La Verdad Obrera N° 380

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

ENTREVISTA A MARIA DEL CARMEN VERDU DE LA CORREPI

“En Bariloche existe un alto nivel de militarización”

24 Jun 2010   |   comentarios

¿En tu opinión bajo qué marco se dan los hechos represivos en Bariloche?

Los sucesos de Bariloche son una síntesis de lo que nosotros caracterizamos como las dos vertientes que se pueden diferenciar en el conjunto de las políticas represivas estatales. Entendemos la represión como una herramienta que todo gobierno que administre un Estado dividido en clases sociales va a tener que utilizar para garantizar sus políticas de explotación. El asesinato de Diego Bonefoi, el chico de 15 años fusilado por el policía que se acercó para identificarlo y le pegó un tiro en la cabeza, es un típico hecho de gatillo fácil. Este es un ejemplo de la primera vertiente que denominamos represión preventiva, la que se descarga a partir de herramientas como el gatillo fácil, la tortura sistemática, las muertes en cárceles, comisarías o institutos de menores, o el conjunto del sistema de detenciones arbitrarias sobre el conjunto de la población, sin otro criterio de selectividad que la pertenencia de clase.

Esta represión es de carácter selectivo por la pertenencia de clase, y con un claro objetivo de control y disciplinamiento social, una necesidad fundante del Estado de enseñar a las grandes mayorías a callar y obedecer. El mensaje que se desprende para un pibe de 15 años es que, si te pueden pegar un tiro porque estás sentado con tus amigos en la esquina, imaginate lo que te podría pasar si decidís organizarte y salir a protestar porque la salita de primeros auxilios no tiene médico.

Después, a partir de la reacción que se produce en la zona del Alto de Bariloche con barrios como El Frutillar, San Francisco, 34 Hectáreas, 169 Viviendas, etc., muy acostumbrado a la represión cotidiana, esa reacción popular ya es una instancia organizativa, por más espontánea que haya sido. Es el pueblo en la calle señalando la condición de agente del Estado del asesino, apedreando la comisaría. Esta vez la represión es selectiva, dirigida contra aquellos que protagonizaban la movilización popular, y allí se produjeron dos nuevas muertes, un muchacho de 29 años y un chico de 16, que caen fusilados durante la manifestación. Estas dos muertes responden a dos modalidades diferentes de una misma política represiva estatal.

¿Qué características tiene la represión en Bariloche?

En Bariloche se ve una exacerbación de una sociedad con ricos y pobres. Es como si en Bs.As. sólo tuviésemos el barrio de Recoleta por un lado y por el otro la villa 1-11-14. La decisión política que tomaron las fuerzas vivas de Bariloche fue convertirla en un destino turístico para ricos. Se busca un turismo cinco estrellas con una disponibilidad de servicios y bienes exclusivos para el turismo extranjero. En esos términos, tener cerca del Centro Cívico o de la Casa de Té o de la Hostería a un pibe morocho que trata de ganar unos pesos abriendo las puertas del taxi o limpiando un vidrio no es negocio porque afea esa postal andina que se intenta vender. Desde hace años existe un alto nivel de militarización, sumamente notorio cuando uno sale del centro, un verdadero cordón armado que se materializa en 8 o 9 retenes policiales que están estratégicamente ubicados en los pasos naturales que hay para llegar desde los barrios de trabajadores hacia el centro rico y presentable. En cada uno de esos retenes, los pasajeros de los colectivos o los peatones tienen que identificarse, tienen que explicar porqué están yendo hacia el centro de la ciudad. Si no son convincentes o no pueden explicar que están yendo a trabajar o no tienen documentos son mandados de vuelta a sus barrios y no pueden acceder al centro de la ciudad. Esto se complementa con operativos en los barrios populares, sobre todo con la intervención del BORA, la brigada de élite de despliegue rápido de la policía de Río Negro, y la participación de la Gendarmería nacional, que hoy reclaman las autoridades municipales, los empresarios y los dirigentes de la burocracia sindical. Más allá de que pueda aparecer un funcionario más o menos humanitario o una Defensora del Pueblo que simule tomar partido por los trabajadores, se trata de una política general en todo el país que se va a expresar de manera diferente de acuerdo a las características de cada lugar. En Bariloche se manifiesta con una división tajante, que incluye lo geográfico, con la diferencia entre el Alto y el Bajo, y que se expresó en estos pasados días en esa marcha de los sectores acomodados que defienden sus intereses apoyando la acción del BORA, justificando el fusilamiento de Diego Bonefoi con el argumento de que en definitiva era un delincuente, si no real por lo menos presunto, y si no lo era lo sería algún día porque ese era su destino en tanto hijo descartado de una sociedad que genera ganancias para unos pocos.

* Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional

Temas Relacionados: Libertades Democráticas









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota