Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
18 de diciembre de 2017

Movimiento Obrero

El rock también ayuda a encontrar la dignidad

10 Mar 2002 | "La Bersuit" no subió al escenario a brindar un recital más en su larga trayectoria musical. Esta vez la actuación tendría algo distinto, a tono con los dificilísimos tiempos que corren.   |   comentarios

NEUQUEN (AN).- Subieron al escenario para aportar la última pincelada a un cuadro trabajado sobre las bases de la solidaridad. Y sobre las tablas recibieron el reconocimiento de unas 4.000 personas por la lucha que mantienen desde hace cinco meses en defensa de sus puestos de trabajo. Allí, se unieron en un abrazo fraternal con los integrantes de la Bersuit Vergarabat, la banda liderada por Gustavo Cordera que le puso el broche a una velada donde el lenguaje común fue la dignidad.
Fue una fiesta que arrancó a las 19 con los fanáticos de la banda que transformó en un ícono de protesta el tema "Señor Cobranza", cuya letra contiene una ácida crítica en contra del poder político, agolpados sobre las puertas del gimnasio.
Pasaron los minutos y el Parque central neuquino comenzó a recibir una oleada de fieles de la Bersuit que se mezclaban con las familias que asistían para colaborar con el festival solidario organizado por los operarios de Zanon.
Cerca de las 21.30 el concierto comenzó con los primeros acordes del grupo local Los Nuestros que se sumaron a la cruzada junto a Los Nietos de Baez. Pero el plato fuerte de la noche llegó casi a las 23 cuando el gimnasio estaba colmado y se respiraba con dificultad.
A esa hora subió al escenario la Bersuit para dar rienda suelta durante unos 120 minutos a la locura de los fieles que religiosamente cantaron sus canciones.
Con un Cordera inspirado -a pesar de la pobreza del sonido- y respaldado por la banda que a medida que avanzaba la noche despertaba simpatías hasta en los más intransigentes.
El repaso por el historial descográfico de la banda aportó más intensidad a un concierto que tenía un trasfondo especial. Y los asistentes captaron el mensaje. No hubo desmanes ni agresiones.
Así, llegó el momento más emotivo de la noche. Antes de tocar el último tema Cordera hizo una pausa para invitar a los trabajadores de Zanon a subir al escenario para compartir el cierre del concierto. Con paso lento treparon las escaleras y se unieron a la fiesta en medio de un ovación que salió de los cuatro costados del gimnasio.
"Gracias por el aguante", dijo el secretario general de los ceramistas, Raúl Godoy, y la frase resumió cinco meses de pelea en las calles neuquinas para reactivar la cerámica que fue orgullo de la provincia de Neuquén.
La planta ubicada en el Parque Industrial de esta ciudad ocupaba a 330 operarios, que fueron despedidos en noviembre pasado por los directivos de Zanon. Los trabajadores la tomaron semanas atrás bajo su control y la pusieron a trabajar a media máquina.
Sostienen que los respalda el lock out ofensivo en contra de la empresa dispuesto por la justicia en octubre de 2001. Sin embargo, la batalla legal aún no termina porque los directivos de la firma aseguran que los operarios están cometiendo un ilícito al ocupar la fábrica. En este contexto, La Versuit actuó.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota