Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
19 de octubre de 2019

La Verdad Obrera Nro. 88

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

"Subordinaditos"

El caso del Partido Obrero

23 Aug 2001 | El Partido Obrero es parte minoritaria, como Polo Obrero, de la mesa de la Asamblea Nacional piquetera junto a la FTV/CTA y la CCC. La Asamblea dice PO "...se convirtió en el centro de agrupamiento de todas las organizaciones que han canalizado la rebelión popular y han cambiado la fisonomía del movimiento obrero en los últimos cinco años". Frente a esta perspectiva se alzaría "...la CTA, que quiere recomponer la dirección de las movilizaciones en curso, metiendo a la FUA de Franja Morada, a la Federación Agraria y a las Apymes del banco Credicoop". Esta apreciación sobre los fines de la CTA es correcta; pero para PO, los únicos males que acechan a la Asamblea Piquetera son sólo los que están por fuera del movimiento, sin decir una palabra de aquellos que la dirigen por dentro como D"Elia y Alderete. El objetivo central de estos dirigentes, apunta a domesticar al movimiento piquetero para liquidar su desarrollo en acciones independientes como las que se manifestaron en Mosconi, que tendían a radicalizarse, planteando un programa de unidad obrera bajo el reclamo de trabajo genuino para todos, impedir su contagio al resto del país y evitar que cobraran fuerza los sectores más combativos como los de la zona sur del Gran Bs.As. La decisión de dejar vías alternativas en los cortes para garantizar la libre circulación, bajar el programa piquetero de Mosconi y limitarlo a la exigencia de planes trabajar, la condena a la acción directa, la denuncia contra los compañeros del MTR y las acusaciones de "servicios" contra sus dirigentes hechas por D`Elia, son funcionales a este cometido. Esto es lo que silencia PO haciendo gala de un lamentable seguidismo a estos dirigentes.   |   comentarios

¿Doble Poder?

Para PO la Asamblea piquetera da respuesta a la "cuestión del poder", sostiene así que "Cuando ... Amancay Ardura, de la CCC, dijo que había que echar al gobierno y convocar a una Asamblea Constituyente, volcó a la multitud la conclusión fundamental de la Asamblea Nacional, o sea la cuestión del poder." 1 Y califica a la misma como un doble poder que apunta resolver esta cuestión por ser "... un parlamento ejecutivo de la clase obrera"2.
Que hay que luchar por transformar la Asamblea piquetera en un frente único de las masas para la lucha política, es cierto. Pero de ahí a calificarla de "parlamento ejecutivo de la clase obrera" es decir de un doble poder, es un despropósito que desarma para la lucha que está planteada hacia la Asamblea piquetera.
Un doble poder sin la representación de sectores importantes de la clase obrera industrial es impensable y esto es lo que sucede en la realidad. La clase obrera industrial se encuentra enchalecada por ambas CGT, que mostrarán el próximo 29 su todavía fuerte poder de movilización, desde luego, detrás del programa del Frente Productivo. La política de D"Elía y Alderete es mantener en canales separados a los piqueteros, los estatales de los trabajadores de la industria y los servicios. Es más, en la Asamblea Nacional ni siquiera se encuentran representados los trabajadores estatales y docentes dirigidos por la CTA, a través de delegados de base que, mediante el ejercicio de la democracia directa, garanticen la imposición de sus reclamos. A menos que PO considere suficiente la representación de la burocracia de ATE y SUTEBA.
¿Qué importancia tienen estos hechos para PO? Ninguna, ya que su política es aceptar esta división impuesta por todas las alas de la burocracia. Es lógico: sería difícil para PO reconocer el verdadero sentido del doble poder ya que tradicionalmente ha sido una corriente contraria a impulsar coordinadoras 3 y muy respetuosa de los "cuerpos orgánicos" de los sindicatos.
Para el PO la Asamblea de La Matanza se había planteado un plan de lucha progresivo que iba a ir "construyendo el paro general", creyendo en las palabras de De Gennaro. Pero éstas fueron pura pirotecnia verbal, ya que la política de la CTA y la CCC, D"Elía y Alderete, es no avanzar en este sentido. Y aunque quisieran concretarlo, sin los obreros de la industria y los servicios la huelga general sería irrealizable. Con lo cual debemos concluir que el PO se comió o es parte de esta maniobra y la disfraza de doble poder para hacerla digerible para el resto.
En definitiva, llamar hoy a la Asamblea Nacional doble poder es una forma de no luchar por su transformación en un auténtico frente único de masas, representante del contrapoder obrero y popular. Y para el PO es la mejor forma que encontró para justificar su subordinación a estos dirigentes.

La lucha contra la burocracia sindical

Cuanto más se inclina el PO hacia las políticas de la actual conducción de la Asamblea, más se aleja de una política clasista. De ahí que se moleste tanto cuando sectores avanzados de la clase obrera hacen reuniones antiburocráticas. Así, ante el importante Encuentro realizado por el SOECN, uno de los pocos sindicatos industriales independiente de la burocracia y los patrones, en el que participaron cientos de dirigentes y activistas obreros y del movimiento piquetero (ver este número de LVO), donde se resolvió luchar por la coordinación obrera y piquetera e incorporar delegados con mandato de las fábricas a la Asamblea Nacional, el PO fue la única corriente de izquierda que se alineó con la CTA regional, por considerar, creáse o no, que el mismo se proponía competir con la Asamblea Nacional. Lejos quedó en el tiempo la reivindicación de la "Junta Interna clasista" de Zanón hecha en las páginas de Prensa Obrera 4.
PO considera que esta reunión obrera que levanta una perspectiva de clase antiburocrática, de unidad de las filas obreras y piqueteras, que busca fortalecer la Asamblea Nacional, debilita a la misma; pero considera como una adecuada compañía a los representantes del partido radical y Franja Morada -¡los mismos que robaron los planes trabajar de los desocupados!-, con los que compartió la tribuna "multisectorial" de Plaza de Mayo, sin denunciarlos públicamente en el mismo acto. Claro que, hablar desde su prensa contra las "multisectoriales" es una cosa, pero puestos a actuar, abonan el terreno para que sus voceros tengan éxito en vaciar de contenido a la Asamblea piquetera.

1 El piquetazo copo la plaza. PO 716.
2 Con los piqueteros somos más. PO 715.
3 Recordemos que desde LVO hace tiempo venimos planteando la necesidad de impulsar coordinadoras zonales de ocupados y desocupados, llamando a la izquierda, especialmente a PO, a impulsarlo en común, a lo que se ha negado sistemáticamente.
4 PO 706.

Cooperativas electorales
La izquierda y el pragmatismo

El pragmatismo, es decir la búsqueda del éxito sin importar los principios, lleva a muchos partidos a perder el rumbo. Este es el caso de IU y el PO que entre los días 10 y 13 de agosto hicieron un mediático duelo de solicitadas en Página/12.
El mismo versaba sobre un posible frente de izquierda. Su contenido estuvo restringido a la discusión de candidaturas. Según IU, ellos debían encabezar en Capital y provincia de Bs. As. por haber sido la principal fuerza electoral en la elección anterior y quienes encabezaban las encuestas. PO pedía para sí el primer puesto en la lista de diputados de la provincia para Altamira. Al no haberse puesto de acuerdo sobre este punto, se frustró el frente electoral. Según PO porque en IU "rige un pacto de candidaturas...hasta el 2003"1. Este fracaso alentó la formación del Frente de PO con el MAS, el viejo aliado de IU.
Después de haber calificado a IU como "una izquierda sionista y antijudía" 2, de acusarla de estar "en el campo del FMI" porque "el PC apoya la atomización sindical" 3de la CTA, de utilizar el método "de cuño imperialista y hollywoodense...de la portación de apellido y política del disimulo" 4 por llevar de candidata a Patricia Walsh y de ser "...una corriente del Polo Social" 5 y "factores activos en el retroceso del subjetivismo obrero" 6, el PO explica el fracaso del acuerdo electoral debido al rechazo por parte de IU del "...programa frentista propuesto por el PO...que plantea echar a los De la Rúa y Ruckauf...y una Asamblea Constituyente...Es decir que IU no está de acuerdo ni con una cosa ni con la otra" e insiste en la polémica sosteniendo que frente a los piqueteros "...del lado de IU se insiste en plantear el eje "multisectorial" ...cuyo contenido fundamental lo proporcionan los burgueses y pequeñoburgueses "progresistas" 7.
Sin embargo, estos argumentos son una estafa política ya que, si el problema central radicaba en las posturas políticas proburguesas sostenidas por IU ¿para qué exigirle un frente? Y en caso de que hubieran aceptado la candidatura de Altamira, ¿IU hubiera cambiado su contenido? Y nuevamente, si la consigna de Asamblea Constituyente era tan importante ¿por qué la misma se encuentra ausente en el acuerdo con el MAS? Así, lo que queda en evidencia, es que lo importante no era la política o el programa, por el contrario estos fueron los argumentos esgrimidos a último momento para justificar el fracaso. Lo importante realmente era la lucha por encabezar la lista con su candidatura.
Ahora bien, por el lado de su consorte electoral, el MAS, este se ha caracterizado por sostener hasta hace poco, la candidatura del devenido en centroizquierdista "libertario" Luis Zamora, para quien el rechazo a los partidos de izquierda es uno de sus nuevos "principios". Sin embargo, el desacuerdo del MAS con Zamora se debió a su negativa a hablar de "socialismo". Ante este intento frustrado realizan un acuerdo "obrero y socialista" con PO, quien a su vez se encuentra subordinado a la burocracia de D"Elía y Alderete, ni "libertarios" ni "socialistas".
Desde el PTS propusimos un método distinto. Desde hace meses llamamos a un Bloque de Izquierda Obrero y Socialista para, en primer lugar, intervenir en la lucha de clases, por la independencia de política de los trabajadores, la coordinación obrera y piquetera, contra este podrido régimen de democracia para ricos y por la libertad de nuestros presos, y sobre esta base tener una táctica electoral común. La negativa del MAS y el PO a apoyar los pasos adelante dados por la vanguardia obrera neuquina en el encuentro llamado por los ceramistas hizo inaceptable nuestra intervención en este acuerdo electoral.
El oportunismo del MAS y del PO tomó cuerpo entonces en un frente sin principios cuyos únicos objetivos son para el PO, conseguir la votos para la candidatura de Altamira y para el MAS, salir del arcón de los recuerdos y tratar de asomar nuevamente en el escenario político del régimen. El pragmatismo para conseguir espacios electorales, por fuera de las necesidades de la lucha de clases, es lo que caracteriza a una cooperativa electoral.

1 Desenmascaraditos, PO 717.
2 PO 659
3 PO 655
4 PO 621
5 PO 703.
6 En Defensa del Marxismo 25.
7 Idem.

Temas Relacionados: Debates









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota