Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
23 de octubre de 2017

Nacional

EL ESTANCAMIENTO DE LA PRODUCCION INDUSTRIAL NO ES UN BUEN AUGURIO

Desempleo: números que se mantienen y preocupan

13 Sep 2004 | A la elevada tasa se suma el achatamiento salarial de los que tienen empleo.   |   comentarios

El desempleo habría aumentado en el segundo trimestre de este año, en coincidencia con los menores registros económicos en ese mismo período. Es un dato a tener muy en cuenta porque implica un alza por encima de los elevados niveles de desocupación que ya tiene la Argentina.
En el primer trimestre el mantenimiento de la tasa de desempleo (se achicó del 14,5 por ciento al 14,4%) pretendió ser justificado por razones estacionales, ya que abarcaba meses de verano, donde toda la actividad se resiente.
Ahora, para el segundo trimestre, el argumento es la crisis energética, que habría inhibido a las empresas a tomar más personal. 
Para el tercer trimestre, seguramente aparecerá otro argumento porque los datos de producción industrial siguen en la meseta. Parecería, así, que el 14 o 15% sería una tasa de desempleo inflexible a la baja y habría que acostumbrarse a vivir en medio de una afligente desocupación.
Sin embargo, y de manera reiterada, el Gobierno sostiene que se inauguró en el país un nuevo modelo productivo que lleva consigo la creación de nuevos empleos, esos que reclaman los jóvenes y los que están a la espera desde hace tiempo.
La realidad contrasta con ese optimismo. Porque los mismos datos oficiales marcan los límites de ese modelo. Es que a las tasas de desempleo superiores al 14% (si se consideran como desocupados a los beneficiarios del Plan Jefas y Jefes de Hogar treparía al 19 o 20%) se agrega una baja calidad y una escasa remuneración de los que ya están ocupados. 
Con un ingreso medio de 600 pesos, la Argentina no tiene, de ninguna manera, una perspectiva de progreso social. Y con casi la mitad de los asalariados "en negro" el retroceso como sociedad es contundente. En junio pasado el ministro de Economía, Roberto Lavagna, admitió que para cubrir las expectativas de la población era necesario crear 2 millones de puestos nuevos de trabajo.
Este problema, el de la solución de la desesperanza con más empleo, es muy complejo.
La reciente elevación del salario mínimo a 450 pesos parecería ir en la dirección correcta. Pero fuera de ese retoque, el Gobierno no estaría dispuesto a adoptar medidas adicionales de mejora de los sueldos.
El superávit fiscal tendría otro destino, como pagar los vencimientos de la deuda con el FMI, que el propio Gobierno reconoce que entorpece la normalización de la Argentina. 
La mejora del sueldo mínimo sin la modificación del resto de las escalas lleva a un inexorable achatamiento de los salarios. Lo mismo pasa con las jubilaciones. De ser un piso, el haber mínimo cada día se convierte más en el ingreso efectivo de gran parte de la población.

Temas Relacionados: Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota