Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
18 de diciembre de 2017

Movimiento Obrero

Declaración de la Coordinadora del Alto Valle

11 Jun 2003   |   comentarios

Frente al nuevo gobierno nacional, los integrantes de la Coordinadora del Alto Valle, llamamos a no depositar confianza en sus promesas. Cuando Kirchner gobernó Santa Cruz, no hizo nada distinto a lo que pasaba en el resto del país. Ahí están los docentes, estatales, mineros de Río Turbio y desocupados del petróleo, que tuvieron que enfrentan a su gobierno. El nuevo presidente habla de trabajo y producción, pero no tomó ni anunció ninguna medida concreta para terminar con la desocupación que aqueja a 3.000.000 de compañeros, ni siquiera para reducirla sustancialmente. El gobierno ha anunciado un pequeño plan de obras públicas para mostrar en TV. Promete construir 18.000 viviendas en todo el país, cuando sólo Neuquén tiene 17.000 anotados en el IPVU. Pero ni siquiera este plan está en marcha. Los desocupados queremos ver en forma inmediata las obras prometidas y los 3.000.000 de puestos de trabajo genuino. Ni hablar de recuperación salarial acorde a la canasta familiar para todos los trabajadores. No hay que olvidarse que fue el candidato de Duhalde y lleva al mismo ministro de economía, Lavagna quien con la devaluación hizo que los sueldos cayeran mas del 30% en su poder adquisitivo. La decisión de Kirchner de mantener el dólar a tres pesos, consolida el robo a los asalariados y a los ya de por si insuficientes 150 Lecops de los planes trabajar para los desocupados. Por eso tenemos que luchar para recuperar lo perdido en estos años. Por trabajo genuino y aumento general de salarios y de planes.
Mientras no tomó ninguna medida económica a favor de los trabajadores y el pueblo, el gobierno anuncia y realiza cambios para que todo siga igual. Toma medidas de profundo impacto político, para generar expectativas, para que crezca su base de apoyo y para dividir, pero ninguna de las medidas afecta el programa económico vigente hace más de 20 años. En primer lugar mantiene la relación de dependencia de nuestro país con el imperialismo, comprometiéndose a pagar la fraudulenta deuda externa y -aunque habla de revisar los contratos de las empresas privatizadas- no se propone renacionalizarlas y deja en manos de las multinacionales la explotación del petróleo, el gas, la energía, las telecomunicaciones, etc. Por eso, el gobierno aplaudió a la Repsol porque bajó el 1% el precio del combustible (que había aumentado casi un 100%), mientras que este pulpo imperialista vio crecer sus ganancias un 300% con la devaluación. Y ya se comprometió en 90 días a otorgarle aumento de tarifas en los servicios públicos. Por todo esto, es un espejismo que entre Kirchner, Lula y Chávez, puedan conformar un bloque antimperialista contra el ALCA, porque ninguno está dispuesto a tomar la elemental medida de dejar de pagar la deuda externa, que constituye la principal traba para el desarrollo de nuestros países.
En el plano institucional también toma medidas demagógicas para aparecer como algo distinto. Pasa a retiro de la cúpula de las fuerzas armadas y de la Policía Federal (manteniendo en el cargo a su jefe), pero deja a todos los genocidas o asesinos del gatillo fácil en libertad. Ataca al juez Nazareno, jefe de la Corte Suprema menemista y promete sólo transparencia en la elección de la nueva Corte, impidiendo toda participación popular en su conformación.
Desactivó los conflictos docentes en San Juan y Entre Ríos pagando parte del atraso salarial pero imponiendo una tregua o paz social a los maestros, que trabajen los sábados y sin vacaciones de invierno y avanzando en la implementación de medidas contra la educación. Todo esto, con la complicidad de la dirigencia sindical de la Ctera, que salió a aplaudir al presidente.
Con estas medidas y la convocatoria al diálogo a distintos sectores sociales, organismos de derechos humanos, sindicatos y movimientos piqueteros, el gobierno busca el apoyo que no consiguió con los votos. Los dirigentes sindicales de las tres centrales (las dos CGTs y la CTA) después que dejaron pasar el saqueo al salario de Duhalde, ahora se apresuran a apoyar al nuevo gobierno. Apoyo que también le ha dado el ala "blanda" del movimiento piquetero, la FTV y la CCC.
Somos concientes que este gobierno ha despertado expectativas en amplios sectores de los trabajadores y el pueblo. Estas ilusiones son alentadas cotidianamente por los medios masivos de difusión (de todo el espectro ideológico) y por las cúpulas de los sindicatos.
Los integrantes de la Coordinadora del Alto Valle, llamamos a estrechar filas con todos los sectores que salgan a la lucha. Y con los sectores que aún teniendo ilusiones están dispuestos a movilizarse, nos comprometemos a pelear codo a codo, para exigirle al gobierno la solución inmediata de las demandas postergadas.
Somos concientes que tenemos que seguir confiando sólo en nuestras propias fuerzas, desarrollando un camino de lucha y unidad del movimiento obrero.
Los integrantes de la Coordinadora decimos que éste no es nuestro gobierno. Más allá de las expectativas e ilusiones que ha despertado y las diferencias que éste tenga con los gobiernos de Menem, De La Rúa o Duhalde, es un representante político de la clase capitalista.

COORDINADORA REGIONAL DEL ALTO VALLE
SOECN, Comisión Interna de Cerámica Zanon; MTD-Neuquén; Sindicato de Televisión; Agrupación Celeste Granate de la Rama Salud de ATE; ATEN Plottier;
Agrupación Púrpura ATEN Centenario; Agrupación Ambar ATEN Capital;
Movimiento Sin Trabajo Teresa Vive; HIJOS Alto Valle; Docentes de Cipolletti;
Ojo Izquierdo; PTS; POR; MST

11/6/03

Temas Relacionados: Movimiento Obrero









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota