Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
17 de octubre de 2018

La Verdad Obrera N° 350

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

EL "ACAMPE" EN LA 9 DE JULIO

Coordinación de ocupados y desocupados

05 Nov 2009   |   comentarios

Los días lunes y martes pasados 2000 desocupados acamparon en la Avenida 9 de Julio, el lugar de protesta inaugurado el día de la represión en Terrabusi, el 25 de septiembre. En lo que algunos llaman “efecto Kraft” (corte y ocupación de calles para hacer oír los reclamos) el Frente Popular Darío Santillán y otras organizaciones se instalaron en las puertas del Ministerio de Desarrollo Social. Reclamaban que se los incorpore al programa “Argentina Trabaja”, lanzado por Cristina en agosto y cuyo objetivo sería crear 100 mil empleos para “cooperativas” de servicios comunitarios, con salarios de $1300.

Denunciaron a su vez que el Gobierno dejó afuera a las cooperativas que ellos conforman desde hace años y que esos dineros son manejados por el aparato del PJ y su red clientelar en las intendencias del conurbano.

Una vez más quedó al desnudo la distribución de la miseria que profesa el kirchnerismo. Con una canasta familiar de $4300 y la inflación que no para, es claro que los subsidios de $180 por hijo y el programa “Argentina Trabaja” no van a satisfacer las necesidades de los millones de pobres. El Ministerio de Alicia Kirchner ofrece empleos que están por debajo del ingreso de los trabajadores “en negro” y apenas superan la línea de pobreza, tomando los datos del propio INDEK.

Las organizaciones denunciaron también que en la madrugada del martes hubo provocaciones de la Federal hacia quienes estaban en el “acampe”, incluyendo la detención de algunos compañeros. Y por las mismas horas en Rosario la policía del “socialista” Binner cargaba contra desocupados que también exigían trabajo y vivienda.

El ministro Tomada defiende sus políticas de “asignaciones” haciendo una comparación con la crisis de 2001. Ante las acusaciones de clientelismo responde que la cosa no es como antes, ya que en aquel entonces “existió intermediación, pero se trataba de un Estado mucho más débil, un Estado que no tenía la experiencia que tiene ahora” (Página/12, 01-11). Las denuncias de las organizaciones “no kirchneristas” despejan las dudas sobre los alcances de esa “experiencia”. Si la pobreza avanza y los desocupados salen a la calle, habrá que negociar los planes y subsidios con los funcionarios, las organizaciones afines como la de Milagro Sala o Emilio Pérsico, y los punteros leales que gobiernan hace años los municipios del Gran Buenos Aires.

Movimientos de desocupados y delegados de base, luchar juntos
Es necesaria la coordinación entre ocupados y desocupados, unificando la lucha para acabar con la pobreza y el desempleo. Hoy emergen comisiones internas y cuerpos de delegados antiburocráticos que no existían cuando la crisis del 2001 hizo surgir a los movimientos de desocupados. En la unidad efectiva de todos los que luchan contra las patronales y el gobierno en las fábricas, las empresas y los barrios radica la fuerza para dar una dura pelea por trabajo, vivienda y contra la pobreza.

Esa coordinación podrá imponerle a la CGT y la CTA la pelea por un plan de obras públicas que emplee a todas las manos disponibles, cubriendo el déficit de viviendas, escuelas y hospitales que necesita la población.

La pelea común por repartir el trabajo entre todos, con salarios equivalentes a la canasta familiar, es el camino para eliminar la pobreza de raíz, atacando de forma directa la apropiación privada de la riqueza que realizan los capitalistas y sus gobiernos.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero , Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota