Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
22 de agosto de 2019

Jujuy

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

Conmovedores testimonios: Tras la represión y la muerte, la lucha continúa

04 Aug 2011   |   comentarios

El sábado 30 el programa Pateando el Tablero entrevistó a dos trabajadores que participan de la toma de tierras y sufrieron la represión. Los testimonios completos se pueden escuchar en www.pateandoeltablero.com.ar

Marcela: “Al maldito Blaquier no le importa nuestra necesidad”

M.• Soy trabajadora independiente. Desde 2007 hay un acta compromiso con nosotros y hasta hoy no conseguí nada. Hoy estoy viviendo en un espacio público, me puse firme y dije “de acá no me levantan”. Acá te alquilan solamente con un chico, cuando tenés tres hijos no te quieren alquilar. Yo vivía en mi casa con dos hermanas que tienen sus dos hijos, éramos prácticamente cinco familias en casa de mi mamá.

El acta compromiso la firmó el diputado Llanos, que está en Buenos Aires y se olvidó de las necesidades de la gente. Éramos 500 familias, cumplió quizá con 200 y las otras 300 actas siguen dando vueltas. Esa es la gente que está peleando ahora. Hay muchas familias ahí que tienen el acta compromiso de Marcelo Llanos. Esa gente luchó el 28.

PelT • ¿Cómo fue la represión?

M.• Empezó a la madrugada. Yo estoy cerca de ahí y me fui en el momento en que escuché las balas de goma y los gases. Se veían chicos, madres que salían con sus hijos sin poder respirar, la gente lloraba. La nenita de mi prima se desmayó y, como ella es discapacitada, no podía levantarla. A las 10:00 de la mañana la seguía buscando por casas de vecinos. Empezamos a tener noticias de mujeres que han salido golpeadas, con la nariz quebrada. Es vergonzoso lo que ha pasado. Y todo por culpa de Ledesma y del gobierno.

PelT• ¿Fue como un operativo conjunto de empresa y gobierno?

M.• Sí. El gobierno no se calienta por la gente que pide tierra y que Ledesma no quiere ceder. Ledesma es un ente muy poderoso. Hoy siguen desmontando tierra en la parte de la gente, de los aborígenes de El Talar. Desmontan y no nos quieren dar un pedazo de tierra. Somos muchos acá, estamos apretados. Ellos no pierden nada. El kilo de azúcar nosotros lo compramos a $7 estando a metros de Ledesma. Realmente es un ente muy poderoso.

PelT• El intendente dice que está “en negociaciones con la empresa” para ver si puede “conseguir la tierra”. O sea, Ledesma es dueña de toda la tierra.

M.• Sí. Acá estamos rodeados de cañaverales. Donde estamos ocupando, donde fue la represión, se produce. Ellos dicen que es un lugar reproductivo y no quieren ceder. Hay que ver qué pasa, porque si ceden terrenos riesgosos, que están a la orilla de ríos, la gente por necesidad se tiene que ir a la orilla del río. En 2006 sufrimos una inundación acá por el río.

PelT• ¿Qué es para vos Ledesma? ¿Qué es Blaquier?

M.• Para mí no tiene corazón. Aquí somos muchos los que estamos sufriendo. Estamos todos apretados y al maldito Blaquier no le importa nuestra necesidad. No tuvo compasión con las criaturas. Y el gobierno no tiene piedad. ¿Por qué no nos dan una solución? Vivimos contaminados, muchos chicos sufren de resfríos, de los bronquios. Ledesma es muy poderosa y transa con el gobierno. Es Ledesma la que produce todo eso y no nos quieren dar un pedazo de tierra.


Raúl: “Si comparamos con el ‘76 lo único que no hubo es un apagón”

R.• Para mí sabían lo que se venía. Este no es el primer asentamiento. Tenían que despejar 15 hectáreas, creyeron que era un trámite que iba a durar de 6 a 7. Se les fue de las manos y duró hasta la una de la tarde.
La peleamos. Ellos avanzaron sobre barrios aledaños, las familias de otros barrios corrieron con sus nenes, era la hora de la escuela, escapando del gas lacrimógeno. Tuvimos apoyo de toda la vecindad. Cuando mandaron sus nenes a la escuela los papás con bronca también combatieron. Era dramático.
Ellos creyeron que era despejar y nos íbamos. Pero duró mucho. A las 10 un grupo de policías se retiró y otro se quedó cerca, frente al predio, y desde allí se tiraron las balas. Mataron a tres compañeros. El último falleció antes de ayer con un tiro en la frente. Lo vimos caer. Después nos enteramos que estaba en San Salvador peleando por su vida con la bala en el cráneo.
Ahora hablan de expropiar. Necesitaban muertos para proceder. Siguen siendo peones de los ocho tipos que gobiernan la Argentina, que hacen y deshacen lo que se les da la gana. Y nosotros los votamos creyendo que van a hacer algo.

PelT • Ledesma dice que ni el personal de vigilancia ni sus vehículos participaron.

R. • Ledesma prestó sus caminos internos para que avance la policía y llevarlos a las zonas aledañas a los barrios. Los caminos los tiene clausurados para cualquiera, pero les abrieron las puertas a la caballería y los móviles de la policía. Decir que no tuvo injerencia es un chiste. Si comparamos con el ‘76 lo único que no hubo es un apagón. A las 7 de la mañana se llevaron chicas presas a Fraile, a 15 Kms. Las desnudaron, la pasaron muy mal en la comisaría. Se llevaron gente, reprimieron, mataron. ¿Qué más se necesita para comparar con el ’76? El corte de luz, nada más.

PelT • El juez que ordenó el desalojo es el mismo que liberó al violador de Romina Tejerina. Y la misma jueza del operativo investiga cómo fueron los hechos.

R.• Tal cual. La jueza determina que a las 10 se retiren, cuando ellos ya tenían una baja. El retroceso podría haberlo hecho a las 6 y se evitaba este conflicto. No nacieron ayer. En el Indoamericano también hubo bajas. ¿Por qué esperaron que se llegara a tanto? El juez Samman dicta la sentencia y se va, “firmo y me borro”. Nadie es culpable de nada, se tiran la bola unos a otros. El gobernador dice que es algo mediático. No entiendo por qué la culpa es de los medios.

PelT• ¿Qué es para vos Ledesma y Blaquier?

R.• Para él, es él y nadie más. Le importa quién tuvo éxito, los demás son cabecitas negras, zurdos, inservibles. Hace cinco años compraron hectáreas para sembradío de caña a $5. En la Dictadura compraron 10.000 a $10 mil. Las tierras de alrededor son improductivas, pero no las quieren largar. Dicen que son productivas, pero después de 100 cosechas de azúcar la tierra deja de ser productiva. Por eso se expanden y desmontan, porque la tierra es más fértil. El Estado nacional le vende tierras a precios viles. Que Ledesma no quiera ceder un poquito te da realmente bronca.


Ver más testimonios desde el asentamiento recogidos por Soledad Ramos en www.pts.org.ar

Temas Relacionados: Movimiento Obrero , Nacional , Jujuy









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota