Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
14 de octubre de 2019

La Verdad Obrera N° 527 (sólo en internet)

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

CRÓNICA DE UNA CAUSA ARMADA EN SANTA CRUZ

Comenzó el juicio a los petroleros de Las Heras

20 Jun 2013 | Carlos Platkowski – Abogado del CeProDH y delegado de LAN e Iván Marín - PTS Trelew   |   comentarios

El lunes 17 de junio fue la primera audiencia del juicio contra trece trabajadores de la localidad santacruceña de Las Heras acusados de asesinar, en la pueblada del 2006, al oficial de policía Jorge Sayago.

El lunes 17 de junio fue la primera audiencia del juicio contra trece trabajadores de la localidad santacruceña de Las Heras acusados de asesinar, en la pueblada del 2006, al oficial de policía Jorge Sayago.

El PTS viajó a Caleta Olivia (donde se hace el juicio) como parte de la delegación del Comité de Apoyo por la Absolución de los petroleros de Las Heras, como se conoce este caso que involucra también a trabajadores estatales. Allí concurrieron Carlos “Charly” Platkowski, delegado de LAN y abogado del CeProDH, junto a militantes del PTS de Trelew, María del Carmen Verdú, abogada de CORREPI, trabajadores de la Línea 60 de colectivos de Buenos Aires, obreros de la agrupación Marrón de Zanon de Neuquén y otras agrupaciones a llevar la solidaridad a los trabajadores juzgados y denunciar a los gobiernos provincial y nacional, a las operadoras petroleras y a la justicia provincial por haber armado esta causa contra trabajadores que luchaban contra el impuesto a las ganancias y por el pase al convenio petrolero de los tercerizados de la UOCRA. La pueblada se desencadenó cuando la policía de Santa Cruz detuvo al dirigente Mario Navarro, quien era vocero elegido por sus compañeros. Los trabajadores y vecinos detenidos tras la pueblada sufrieron todo tipo de torturas en la comisaría. Estuvieron encarcelados tres años y ahora corren el riesgo de ser condenados a cadena perpetua.

El juicio

La primera audiencia del juicio (uno de los más nefastos de las últimas décadas) dejó en claro que ésta es una causa armada, cuyo único objetivo es debilitar la organización de los trabajadores. Y evidencia a su vez que las multinacionales petroleras, que depredan los recursos hidrocarburíferos de nuestro país, son la verdadera autoridad en Santa Cruz, la provincia que los Kirchner militarizaron en su beneficio.

Tan armada esta la causa que el fiscal recurrió a la burda maniobra de solicitar que muchos testimonios sean incorporados "por lectura", lo que implica que no se les pueda hacer preguntas a los testigos que acusaron a los compañeros.

Evidentemente, cuando testificaron se les dio un libreto que no podrían sostener a la primer pregunta. Otro ejemplo del “armado” es que se acusa a varios trabajadores de colaborar con la persona que disparó contra Sayago, pero no se identifica, precisamente, a quien efectuó el disparo.

Por otra parte los abogados defensores denunciaron que las indagatorias fueron obtenidas mediante todo tipo de apremios ilegales, lo que demuestra la ausencia total de pruebas para sostener semejantes acusaciones. Tan es así que el fiscal de cámara rechazó en dos oportunidades la elevación a juicio oral de la causa por estar plagada de nulidades.

El tribunal finalmente dispuso suspender las audiencias hasta el próximo lunes 24, donde resolverá si hace lugar a la solicitud de la defensa.

Andrea Forgueras, abogada de uno de los acusados, afirmó que “el lunes es un día clave. Se resuelven todas las nulidades y, de dar lugar a las mismas, se debería decretar la absolución de todos los imputados”.

“Que no quedemos privados de la libertad”

Tras la audiencia conversamos con Ramón Cortéz, trabajador municipal y uno de los sentados en el banquillo de los acusados, sobre el juicio. “Viendo las irregularidades que hay en los expedientes -nos dice- esperamos salir sobreseídos de esto y que no quede en una condena de los trabajadores para que ya no sigan luchando más, que ninguno quedemos privados de la libertad. Nosotros ya hemos estado privados de la libertad tres años”. Sobre el momento de la detención, Ramón recuerda que fueron detenidos el 24 de febrero de 2006. “A mí me sacaron de mi lugar de trabajo. Fui muy golpeado, totalmente torturado, y de ahí nos fueron golpeando hasta Puerto Deseado. Con decirte que fuimos golpeados hasta debajo de la lengua. Fuimos golpeados hasta que llegamos allá”. Puerto Deseado se encuentra a más de 7 horas de Las Heras. Respecto de los motivos de las golpizas recibidas, Cortez afirma que “se nos golpeaba para que digamos los nombres, para que acusemos a alguien, para inventar pruebas. Lo que está inventado en el expediente”, concluye.

Ramón estuvo detenido junto a otros cinco trabajadores durante tres años. Pero no terminó todo cuando recuperó su libertad. “Siguieron las intimidaciones, no podemos salir, tenemos que andar cuidándonos de todo. Psicológicamente no fuimos nunca atendidos. Yo estoy pasando por un problema de cráneo, que no me circula sangre en la cabeza, y estoy en tratamiento médico para ver qué es lo que se me encuentra en el cerebro. Y eso fue todo producto de la golpiza que nosotros recibimos en el 2006”.

Si estos compañeros son condenados se sentaría un precedente nefasto para el conjunto de la clase trabajadora que lucha contra las tercerizaciones y para los miles de luchadores procesados.

Desde el PTS exigimos la absolución inmediata e incondicional, sin causas penales, a todos los trabajadores acusados y convocamos a desarrollar las acciones de solidaridad con los petroleros de Las Heras.


CIUDAD DE BUENOS AIRES

Marchamos por los petroleros del sur

Mientras en Caleta Olivia se desarrollaba la primera audiencia del juicio, la Comisión por el Desprocesamiento de los Petroleros de Las Heras convocó a una marcha desde el Obelisco hasta la Casa de Santa Cruz. El PTS, el CeProDH y otros organismos de derechos humanos, organizaciones sociales y políticas participamos en apoyo a los trabajadores perseguidos, exigiendo la absolución de todos los imputados y el fin de la política de criminalizar la protesta social. La solidaridad con los trece trabajadores santacruceños, a quienes se les armó una causa por homicidio calificado y coacción agravada en concurso real (pudiendo ser condenados a prisión perpetua), se hizo sentir en el centro porteño.

Tras la movilización se realizó un acto. Estuvieron presentes Claudio Dellecarbonara, delegado de la Línea B del subte, Myriam Bregman, abogada del CeProDH, la Agrupación Marrón Clasista en ATE, La Junta Interna de ATE del Hospital Garrahan, delegados de la Línea 60 de colectivos, Víctor Ottoboni, delegado de Fate, entre otros referentes obreros y personalidades políticas y de derechos humanos. En las diferentes intervenciones, todos se centraron en manifestar que no podemos permitir que se condene a los petroleros de Santa Cruz. Ellos dieron un ejemplo de lucha y, por eso, son perseguidos por las patronales y el Estado. Su causa es la de todos los trabajadores. La movilización y la solidaridad activa son fundamentales para exigir su absolución y el cese de la persecución. No podemos dejar de pasar este atropello. Basta de persecución. Libertad a todos los luchadores.

Temas Relacionados: Libertades Democráticas









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota