Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
18 de diciembre de 2017

Nacional

Acto 1° de Mayo

Cada grupo celebró el 1° de Mayo por su lado

02 May 2002   |   comentarios

Un mismo festejo, los mismos reclamos, cuatro actos diferentes. Para alivio del Gobierno, la celebración del 1° de Mayo, Día del Trabajador, quedó diseminada por toda la ciudad y nadie pudo capitalizar las marchas de protesta.
El olor a guiso de olla popular abrió la jornada al mediodía, en la esquina de Corrientes y Callao. Fue el lugar elegido por el Movimiento Barrios de Pie, que responde a la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), de Víctor De Gennaro. Cuatro horas más tarde, en esa misma esquina se concentraban las asambleas interbarriales para marchar hacia su propio acto, en Diagonal Norte y Cerrito, frente al Obelisco. Allí se sumó la Izquierda Unida.
A esa altura, el Movimiento Barrios de Pie ya se encontraba a apenas tres cuadras, en la avenida Entre Ríos, de espaldas al Congreso: era el acto de la CTA junto a la Corriente Clasista Combativa (CCC), quienes anunciaron que convocarán "el primer paro nacional contra el Gobierno de Eduardo Duhalde".
Además, la CTA y la Corriente Clasista y Combativa hicieron varios escraches a locales porteños de la cadena de hamburguesas de EE.UU., McDonald""s. Lo mismo sucedió con locales en Córdoba.
A las cuatro de la tarde, con las asambleas marchando al Obelisco, y el Congreso en pleno acto, la Plaza de Mayo recibía las columnas del Partido Obrero, su brazo piquetero —el Polo Obrero—, la Corriente de Trabajadores Desocupados—Aníbal Verón y su cordón de piqueteros encapuchados. Fue ese el tercer acto del día.
Sin piqueteros ni asambleas, los tres socialismos —el Popular, el Democrático y el Auténtico—, prefirieron un acto aparte, en un teatro de la calle Boulogne Sur Mer.
Ante semejante oferta, fue casi nula la participación espontánea. Las cacerolas y los ahorristas brillaron por su ausencia y la mayor parte de los que participaron en alguna de las protestas lo hicieron encolumnados en alguna de las múltiples organizaciones políticas, sindicales y piqueteras. Incluso el acto de las asambleas barriales quedó cubierto por los cientos y cientos de metros de tela de las banderas de la Izquierda Unida. "¿Van a ir a la Plaza de Mayo?", le preguntó Clarín a una joven de la asamblea barrial de Saavedra. "¡Nooo!, ahí están los del PO", respondió casi ofendida. Idéntica respuesta dio una señora que repartía volantes del PC.
De los tres actos, solo la Plaza de Mayo tuvo una fuerte custodia policial. Con los legisladores de franco, el Congreso no necesitó del vallado de los últimos días.
Con los mismos reclamos, con las mismas consignas, la división entre las agrupaciones de izquierda se hizo más clara. En el Obelisco se festejó la libertad de Emilio Alí. Pero el dirigente piquetero no pudo escucharlo, estaba en el Congreso. También se celebró la cooperativa armada por los trabajadores de Brukman y Zanón. Pero tampoco pudieron escucharlo. Ellos habían elegido la Plaza de Mayo.

Temas Relacionados: Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota