Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
17 de junio de 2019

La Verdad Obrera N° 338

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

CASO ARRIGA: CENSURA E HIPOCRESIA MEDIATICA

CQC, Canallas Quienes Callan

13 Aug 2009 | "No hay nada más parecido a un fascista que un burgués asustado", Bertold Brecht   |   comentarios

Lunes 3. Tomás y un amigo irrumpen en el estudio de Telefé y denuncian que hace 6 meses Luciano está desaparecido. Gritan que los medios censuran el caso, que lo silencian. En pocos segundos dos patovicas los sacan del estudio de Caiga Quien Caiga. Los tratan como delincuentes. Mientras, los conductores dicen a cámara que esos chicos actuaron mal. Que así, “violentamente”, no se busca cámara, y que si hubieran pedido las cosas “como se debe” hubieran sido atendidos. Ellos están afuera, custodiados, mientras Ernestina informa la razón por la que irrumpieron en el estudio. Lee un papel donde dice que el desaparecido se llama Luciano Arruga, y agrega, ahora sin leer, que “hace 4 meses habría desaparecido en la zona de Lomas del Mirador”. Pero Luciano no habría desaparecido. Desapareció. Y no hace 4 meses. Hace 6. Ernestina (hija de un desaparecido, recordemos) pone en duda lo que dicen los chicos, y de paso los culpa por haberles arruinado el programa.

Lunes 10. Frente al aluvión de críticas recibidas, CQC ahora pone al aire un completo informe sobre el caso Arruga. Entrevista a los familiares de Luciano y a los abogados. Y denuncia la larga lista de casos de represión policial en democracia. Hasta los conductores afirman con seriedad que éste gravísimo hecho no puede ni debe silenciarse. Por primera vez CQC hace un informe de los que deberían abundar en todos los medios desde hace seis meses.

El miedo del medio

Es evidente que Caiga Quien Caiga no habría hecho ese informe si esos chicos no hubieran irrumpido en el estudio una semana antes. Y menos si no hubieran existido otros programas que “escracharon” su bruta censura. Lanata había entrevistado a la mamá y la hermana de Luciano en Canal 26, tres días después del episodio en Telefé (pero reconoció que desde mayo recibía e-mails con la denuncia del caso). “6-7-8”, programa de Canal 7, había cuestionado a CQC por no dar lugar a la denuncia y sólo hablar de las formas en que se irrumpió en el estudio. Aunque mientras los progres del staff criticaban el silencio mediático sobre el caso, otros panelistas condenaban la “la estética de la patota”, expresada según ellos en Tomás y compañía (vale aclarar que “6-7-8” nunca había tratado el caso Arruga hasta después de esa irrupción “violenta” en CQC). El sábado TVR presentó un editado1, también criticando a CQC por su indiferencia al reclamo de los chicos, y cuestionando cínicamente que estos casos sólo aparezcan en los medios a partir de esos actos imprevistos, y que ni siquiera entonces sean escuchados (lo dicen ellos, ¡que hacen un programa de actualidad en horario central por Canal 13!).
La patética frutilla del postre la puso el Gobernador Scioli, quien después de no responder a los pedidos de audiencia de los familiares de Luciano durante meses, anunció que finalmente los recibiría el miércoles 12. El Gobierno se reúne con la familia de Luciano recién 200 días después de su desaparición.

TeleVisión Reaccionaria

La realidad muestra una vez más que los medios censuran y manipulan. Hoy no se habla de Julio López. Tampoco de las cientos de mujeres secuestradas por las redes de trata. Menos aún se difunden las acciones de los que luchan contra las patronales por empleo o salario. Pero además, los medios acompañan ese silencio con una hábil reproducción de su discurso reaccionario.

Cuando los familiares de Luciano llamaron a conferencias de prensa o se movilizaron, los medios miraron para otro lado. Sin embargo, el desfile de famosos y vecinos pidiendo mano dura y “seguridad” invade noticieros, programas de chimentos y tandas comerciales.

El destacamento de Lomas del Mirador (donde chuparon a Luciano) sigue patrullando las calles y metiendo miedo a los pibes de los barrios, al tiempo que los medios crean cada día un nuevo relato aterrador, haciendo su aporte para que la imagen de las fuerzas represivas (las mismas que regentean la droga, el robo y la prostitución) sea menos decadente.

La irrupción de los chicos en CQC, fuera de guión, logró que se hable de Luciano después de meses de censura generalizada. Una evidencia de que los medios (los monopólicos y los “públicos”) son funcionales a los intereses dominantes, que los necesitan para bombardear a cada minuto con su ideología individualista y reaccionaria.

La censura y el silencio sólo podrán ser desterrados cuando estos grandes medios masivos queden en manos de los trabajadores y el pueblo, cuando les sean expropiados a esos magnates de la ideología y la información. Mientras tanto, si esas “violentas” irrupciones son las medidas que pueden provocar que se escuche nuestra voz, entonces habrá que ir preparando las próximas.

Aprovechando esas “fallas” del sistema, debemos escracharlos a voz en cuello. Organizarnos y ser cada vez más en las calles. Irrumpiendo, aunque se asusten. Hasta que nos entreguen sus minutos tan caros... hasta aturdirlos.

1 Debieron pasar las imágenes de la denuncia que Tomás realizó en TVPTS, ya que no había mucho “archivo” del caso en medios de comunicación masiva.

Temas Relacionados: Información General









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota