Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
19 de julio de 2019

La Verdad Obrera N° 582

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

Brasil: Sobre la muerte de Eduardo Campos

14 Aug 2014   |   comentarios

El 13 de agosto, Eduardo Campos, ex gobernador de Pernambuco y candidato a la presidencia por el Partido Socialista Brasilero (PSB), murió en un accidente de aviación en la ciudad de Santos. Frente a su muerte, los medios de comunicación y políticos buscan vender la imagen de que Campos tuvo una carrera política volcada a los intereses del país, como si Brasil no fuese un país extremadamente desigual, con profundas contradicciones sociales que determinan distintos intereses enfrentados. Esconden que en un país en que una pequeña minoría de capitalistas poseen la mayor parte de la riqueza a costa de la explotación y opresión de la inmensa mayoría de la población, Campos era un defensor de los intereses de esta pequeña minoría de capitalistas, destacándose por tener una relación especial con sectores de la burguesía ligada al agro-negocio, conocida por su carácter reaccionario frente a las demandas democráticas más elementales de los pueblos indígenas, de los sin tierra, campesinos pobres y trabajadores agrícolas que viven en condiciones que recuerdan a la esclavitud.

Eduardo Campos buscaba proyectarse electoralmente como una “tercera vía” que rechazaba la “vieja política” adoptada tanto por el Partido de la Socialdemocracia Brasilera (PSDB) como por el PT. Sin embargo, durante un buen tiempo fue parte de esta misma “vieja política” como ministro de gobierno de Lula, la implementó como gobernador de Permanbuco, conservaba sus vínculos con los viejos “zorros” de la política como Inoc˜êncio de Oliveira y Severino Cavalcanti y era parte de la casta política que millones repudiaron en las calles en junio de 2013.

Gobernó Pernambuco usando como “modelo” la gestión de Aécio Neves en Minas Gerais, como admitía públicamente, un Estado que cuenta con la policía más violenta contra los pobres. A pesar de intentar impulsar su campaña electoral con medidas demagógicas como la propuesta de pase libre en el transporte para la juventud (que en la capital del Estado que gobernó abarcaba apenas a una restringida parcela de jóvenes y al precio de subsidiar a los capitalistas del transporte con dinero público) no escondía a sus interlocutores burgueses la defensa del fin de los derechos laborales para hacer competitivas a las empresas.

Por lo tanto, a pesar de que comprendemos y respetamos la consternación que genera en la clase trabajadora la pérdida de una vida humana, denunciamos la hipocresía de los políticos burgueses y de los capitalistas que se pasan toda la vida intentando saquear la máquina estatal y compitiendo por mayores ganancias, en relaciones que oscilan entre el odio y el pragmatismo, y en un momento como este intentar disfrazarse de solidarios. Los deja en evidencia el simple hecho de que no se conmueven por los miles de negros y pobres que mueren todos los días por las inundaciones, o las pésimas condiciones de la salud pública o simplemente por hambre.

En este marco, es lamentable que sectores que se dicen de izquierda como la candidata por el PSOL, Luciana Genro y el candidato a gobernador en San Pablo por la coalición PSOL-PSTU, Gilberto Maringoni se hagan eco de toda esta hipocresía burguesa.

Solo la clase trabajadora, que nada tiene que perder excepto sus cadenas a la explotación y opresión que vive diariamente, puede construir relaciones realmente solidarias, en la cuales la pérdida de una vida humana, al mismo tiempo que provoca el sufrimiento de los que con ella se identificaban, encuentra continuidad en la lucha común por una sociedad sin explotación ni opresión.

Temas Relacionados: Internacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota