Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
21 de octubre de 2017

La Verdad Obrera Nro. 88

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

Acuerdo con el FMI y Washington

Abajo el pacto del coloniaje

23 Aug 2001 | El desembolso de 5000 millones por parte del FMI es un salvataje a los tenedores de bonos de la deuda argentina, que alejaría -en lo inmediato- la cesación de pagos y una inevitable ida hacia la devaluación por el vaciamiento de las reservas del Banco Central que en pocos días más podía llevar a hacer insostenible la paridad cambiaria. "El mercado tiene acá una demostración por parte de los organismos internacionales de un apoyo para la Argentina en la medida en que cumpla el compromiso de hacer las cosas bien", afirmó el jefe de gabinete Christian Colombo. El pueblo trabajador ya sabe lo que significa "hacer las cosas bien". El acuerdo con el FMI obliga a mantener la infame Ley de "déficit cero" es decir la cesación de pagos a la nación para, "con el hambre y la sed de los argentinos" diría Nicolás Avellaneda, pagar a los acreedores. Pero además, los EE.UU imponen extender el brutal ajuste a las provincias, reestructurar en vías a su privatización a la Anses, el Pami, la AFIP y la Aduana. Como si esto fuera poco, proyectan una nueva "reforma del estado" que significaría miles de despidos y exigen que el "vivir con lo que sobra" se prorrogue para el 2002, lo que significaría un nuevo ajuste de 6000 millones en el presupuesto nacional del año que viene. Todo esto será vigilado mes a mes por el FMI y el Tesoro yanqui. El "Pacto por la Independencia" que De la Rúa anunció el pasado 9 de julio fue el partero de un verdadero pacto de la dependencia y el coloniaje.   |   comentarios

Un nuevo megacurro

Aunque el gobierno de Cavallo y De la Rúa con este acuerdo aspira a llegar con muletas hasta las elecciones de octubre, no es más que un parche a la crisis terminal del país. Lo saben los propios norteamericanos. Por eso, después de doce largos días de negociaciones con el gobierno argentino, el comunicado emitido por el FMI señala que "las autoridades (del FMI) están también considerando la posibilidad de una operación voluntaria y basada en el mercado para aumentar la viabilidad del perfil de la deuda argentina", una condición para largar 3000 millones más, completando así los 8000 millones prometidos. Washington quiere que se empiece a negociar con los acreedores privados algún mecanismo de reestructuración "voluntaria" de la deuda, lo que constituye un claro reconocimiento de que la Argentina en bancarrota iba inevitablemente hacia el default. Mientras que a decenas de miles de trabajadores se les confisca sus salarios "porque no hay plata", se utilizarían unos 3000 millones de dólares para comprar los viejos bonos basura para trocarlos por otros con algún tipo de garantía de organismos como el FMI o el Banco Mundial cuya tasa de interés sería más baja y su sustentabilidad estaría basada en el estricto cumplimiento de las condiciones leoninas que impusieron.
"Vivir con lo nuestro", era uno de los lemas que planteó el gobierno para propagandizar el déficit cero. "Olvidaron" decir que lo afirmaban como portavoces de los imperialistas: viven con lo nuestro.

Una estrella más de la bandera yanqui

""Exhortamos al gobierno argentino a aplicar este programa con celeridad y sin reservas", dijo un portavoz del gobierno alemán. Se mostró conforme con el acuerdo con el FMI. Y valoró positivamente que el gobierno de Fernando de la Rúa se haya mostrado "dispuesto a trabajar con los acreedores privados para mejorar el perfil de la deuda argentina"" (Ambito, 22/8).
Hoy todos los estados mayores imperialistas están medianamente conformes, porque en lo inmediato el único pato de la boda de este pacto de la dependencia son los trabajadores y el pueblo de Argentina y este parche les garantiza -en la coyuntura- no perder posiciones sustanciales.
Pero los yanquis lograron avanzar cualitativamente al subordinar al gobierno Cavallo-De la Rua, que había intentado con denuedo compartir sus relaciones carnales entre EE.UU. y Europa. Esta última, en el poceso de privatizaciones comandado por Menem y Cavallo, se había quedado con gran parte de "las joyas de la abu

Temas Relacionados: Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota