Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
24 de octubre de 2017

Nacional

Acto por la causa AMIA: contra la impunidad y en reclamo de justicia

AMIA: Reclamos a Kirchner y críticas al fallo

09 Sep 2004 | Unas 10.000 personas silbaron a Menem, pidieron el alejamiento de Galeano y anunciaron denuncias contra el Estado. Los familiares de las víctimas propusieron crear una comisión de investigación independiente. Pidieron hechos concretos al Presidente y al juez Canicoba Corral   |   comentarios

Con críticas al tribunal que absolvió a los acusados por el atentado a la AMIA, una fuerte advertencia al presidente Néstor Kirchner para que traduzca en acciones su compromiso con el esclarecimiento del caso y silbidos para el ex presidente Carlos Menem, unas 10.000 personas reclamaron en la plaza del Congreso que el peor ataque terrorista cometido en la Argentina no quede impune. 
La multitudinaria convocatoria de familiares y amigos de las 85 víctimas del ataque, que quiso ser un espejo de la manifestación de los paraguas ocurrida hace 10 años, cuando casi 1000.000 personas cubrieron la plaza en una lluviosa jornada, se tradujo en el anuncio de que el Estado argentino será denunciado ante tribunales internacionales por haber intentado ocultar la verdad, y un reclamo para que el juez Juan José Galeano sea enjuiciado por cómo investigó la voladura de la mutual judía. 
Además hubo enérgicas demandas al juez federal Rodolfo Canicoba Corral, a cargo de lo que queda de la causa AMIA, a quien le exigieron que "deje de dormir la siesta". 
No faltaron los reclamos a las autoridades de la AMIA y la DAIA y hubo fuertes silbidos cada vez que alguien nombró a Rubén Beraja. 
Las lágrimas de los que perdieron a sus hijos, esposos y padres, estaban anoche tan a flor de piel como hace diez años. También el dolor. La angustia invadió esa primera fila de deudos; y la desazón y la bronca, porque no quedó nadie preso, ganó el espíritu de muchos de los que cubrieron la mitad de la plaza. 
"Todo está guardado en la memoria", cantaba León Gieco desde los bafles y la gente esperaba, en medio del frío de la noche, el inicio del acto. Juan Carlos Blumberg llegó justo a tiempo envuelto en un revuelo de cámaras que motivó un murmullo de desaprobación de algunos familiares de las víctimas. 
Estaban presentes las autoridades de DAIA y AMIA, y los únicos políticos visibles fueron Aníbal Ibarra, jefe de gobierno porteño y Jorge Telerman, su segundo. Ibarra se abrazó con una de las familiares de las víctimas, Sofía Guterman y, al término del acto dijo a LA NACION: "Acompaño a los familiares desde el principio. La nuestra es una sociedad activa que no baja los brazos y por eso yo siempre estuve. El atentado no fue sólo contra la comunidad judía y este acto tampoco es exclusivo de la comunidad judía". 
La sirena, lacerante y el nombre de los 85 muertos, con una vela dedicada a cada uno de ellos, hizo revivir los actos de cada 18 de julio frente al edificio de Pasteur 633. 
El periodista Nelson Castro, el primer orador con un discurso preciso y contundente, desnudó lo complejo de la consigna: contra la impunidad y la falta de justicia. Recordó todos los errores de la investigación que enumeró el fallo y determinaron las absoluciones, pero a su vez se resistió a tener que pedir perdón a los acusados y a que el Estado deba indemnizarlos por los años que estuvieron presos. "Es el reino del revés", dijo, y la gente aplaudió. 
Le siguió Luis Czyzewski, el padre de Paola, de 21 años, que murió entre las ruinas de la AMIA. Las marcas del dolor hundían su rostro, como si los diez años pasados lo hubieran esculpido a fuerza de llanto. Destacó que el ataque no fue contra la comunidad judía, sino contra toda la sociedad y condenó el terrorismo, venga de donde venga. 
Las críticas al tribunal se centraron en el duro interrogatorio que debieron afrontar algunas de las víctimas, en comparación con las preguntas que contestaron ex funcionarios del menemismo. Rescataron la crítica que hizo el tribunal a la instrucción de Galeano, pero le reprocharon que les hubieran ocultado que un funcionario de la SIDE que testificó, hubiera estado en Alemania junto al testigo C, cuando declaró. 
Disintieron con la forma en que el tribunal valoró las evidencias. Para los familiares había pruebas no contaminadas por las irregularidades que alcanzaban para condenar. 
Les reprocharon que en el fallo no hubieran identificado a los "gobernantes inescrupulosos" a los que se trató de satisfacer al construir la prueba. Por eso lo hizo el propio Czyzewski: los nombres Carlos Menem, Carlos Corach, Hugo Anzorreguy, Carlos Ruckauf, Hugo Franco y Andrés Antonietti fueron silbados y abucheados por la multitud. 
También reclamó que se investigue a Rubén Beraja porque "no sólo hay que pedir que no haya impunidad afuera, tampoco debe haberla dentro de la comunidad judía". 
Tras reclamar que se acelere el juicio político a Galeano, aseguró que el fallo dejó en claro que el Estado hizo lo posible para ocultar la verdad, para que no se sepa quiénes fueron los asesinos y cómplices de adentro". Por eso dijo que denunciarán al Estado ante los organismos internacionales. 
Czyzewski lanzó una advertencia: "Desde ahora habrá dos grandes responsables para reconstruir la verdad y la justicia": el juez Canicoba Corral y el presidente Kirchner, a quien le reclamó: "No alcanza con decir que la causa AMIA es una vergüenza nacional y que la investigación es una cuestión de Estado. Llegó la hora de materializar en hechos esas expresiones y de usted depende". 
Czyzewski propuso crear una Comisión investigadora independiente del ataque, que trabaje junto con una unidad especial de fiscales. Esta idea la impulsa el Gobierno, según ratificó ayer Eduardo Luis Duhalde, el secretario de derechos humanos, 
Al final recordó a su hija y, como muchos de los presentes, lloró. 

Temas Relacionados: Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota