Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
Viernes 9 de Diciembre de 2016
16:12 hs.

La Verdad Obrera N° 599

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

A 40 años de la derrota militar del imperialismo yanqui

07 May 2015   |   comentarios

El 30 de abril de 1975 entró en Saigón (la capital de Vietnam, actualmente Ciudad Ho Chi Minh) el Viet Cong, y los invasores yanquis tuvieron que huir rápidamente, simbolizado en la partida del último helicóptero. EE.UU. fue derrotado militarmente como imperialismo hegemónico desde la Segunda Guerra Mundial. Demostraba que su poderío no era invencible. Las movilizaciones en apoyo a Vietnam se desarrollaron especialmente en el movimiento juvenil y antiracista en EE.UU. También hubo fuertes movilizaciones en Francia y Alemania. La tendencia era a la unidad de los pueblos oprimidos con los obreros y estudiantes de la Nación opresora imperialista. El Mayo Francés del ’68 se desató cuando el gobierno reprimió una manifestación pro Vietnam. En el ’68 también el pueblo checoslovaco se levantaba contra la burocracia estalinista que dominaba el país. Estaban en cuestión los acuerdos realizados entre EE.UU., Gran Bretaña y la URSS estalinista en Yalta y Potsdam antes de finalizar la guerra, donde se repartían el mundo en zonas de influencia.

Tres luchas triunfantes por la liberación

Indochina, la antigua Vietnam, fue colonia francesa desde 1859. En 1930, con una relativa industrialización del país (esencialmente campesino), el pueblo luchó contra el imperialismo francés. En la Segunda Guerra Mundial, la “aliada” Francia, bajo el mando de los nazis, la burguesía nativa y su Ejército, coexistieron cinco años en su administración junto al imperialismo japonés. Ho Chi Minh, del Partido Comunista indochino, comenzó a crecer entre los campesinos. Desde sus comienzos el PCI siguió la política del estalinismo ruso. Pasó del ultraizquierdismo a la colaboración de clases en 1935.

En Indochina, la derrota japonesa en 1945 produjo una insurrección de masas, con la creación de comités populares y sindicatos, revueltas campesinas, milicias armadas y manifestaciones de masas en Saigón. Ese fue el primer triunfo, una insurrección de las masas contra el imperialismo francés. Los japoneses intentaron “retrasar” su salida pero se creó un vacío de poder que ocupó Ho Chi Minh.

El imperialismo inglés ayudó a Francia a reocupar Indochina. Con la ayuda del PCI (ahora convertido en Vietminh) y su dirigente Ho, formó un gobierno de colaboración de clases que se sumó a la nueva Unión Francesa. El costo de esta política lo pagó el pueblo indochino teniendo que comenzar una nueva guerra de liberación en 1946, que se desarrolló como una guerra de guerrillas con miles de muertos. En 1949 Mao triunfa en China. Vietnam fue dividido en una región comunista y otra capitalista en 1953. En 1951 el general Giap fue derrotado con la utilización de Francia del Napalm

Recién en 1954 el Vietminh impulsó la reforma agraria, desatando las fuerzas del campesinado y fortaleciendo al ejército guerrillero. También fueron movilizados 100.000 trabajadores hacia Dien Bien Phu. El general Nguyen Giap, ministro del Interior del gobierno de Ho y futuro general en la guerra contra EE.UU.. dirigió las maniobras militares rodeando a los franceses y construyendo a través de 150 kms de jungla una carretera para transportar los 24 cañones aportados por China. Realizaron cuevas en las zonas elevadas del valle y ocultos desde allí bombardearon la base militar francesa. Luego excavaron túneles que los convertían en un enemigo invisible capaz de atacar en cualquier momento y lugar. Giap, considerado un gran estratega, no habría logrado esta victoria sin la fuerza moral del pueblo por su liberación. La derrota de Francia, la segunda, fue total. A pesar de esto, el Partido Comunista en Francia apoyaba a “su” imperialismo contra el pueblo indochino. En cambio tanto en Indochina como en Francia grupos trotskistas luchaban por la liberación de la colonia.

En Ginebra se realizaron acuerdos declarando un armisticio y la división de la Federación Indochina. Vietnam fue dividida en dos: la República Democrática de Vietnam del Norte en manos del Vietminh y Vietnam del Sur que siguió bajo dominio francés y gobernado por un emperador. Dos años después se iban a realizar elecciones para reunificar las dos zonas, pero EE.UU., que no había firmado los acuerdos de Ginebra, temía una reunificación comunista. Comenzó entonces una nueva guerra en 1959 entre el Frente Nacional de Liberación o Viet Cong y el Ejército de Vietnam del Norte contra la ofensiva norteamericana. El incidente del Golfo Tolkin fue utilizado por el presidente norteamericano Lyndon Johnson para hacer votar al Congreso la intervención masiva en Vietnam. En 1968, en la llamada Ofensiva del T˜êt, los vietnamitas sufrieron una nueva dura derrota. Sin embargo, a pesar de la superioridad militar indiscutible de EE.UU., a pesar de las migajas de apoyo que les daban China y la URSS, a pesar de que su dirección no era revolucionaria, los vietnamitas derrotaron militar y políticamente a EE.UU. Ya en los acuerdos de paz de París, en 1973, EE.UU. admitió su derrota, reconociendo la independencia de Vietnam. Sin embargo su retiro recién reconocerá su derrota total en 1975. También el que pagó el mayor costo fue el pueblo vietnamita: 3 millones de muertos contra 58.000 (y unos 300.000 heridos, mutilados, suicidados) del Ejército yanqui. Todavía hoy hay malformaciones producto de la cantidad de napalm que tiraron los yanquis sobre la población. Pero su poderío militar no pudo contra moral del pueblo vietnamita y las manifestaciones en contra de la guerra, fundamentalmente en EE.UU., en aumento con la llegada de los soldados muertos.

Enormes triunfos que podían dar un golpe mortal al imperialismo

A pesar de los terribles sacrificios y, sobre todo, del triunfo sobre los yanquis, no tuvieron la repercusión mundial necesaria para derrotar al capitalismo como sistema. Vietnam logró conformarse como un Estado obrero luego de 1975. Pero para lograr su liberación y la reforma agraria y volver a unirse, el pueblo vietnamita tuvo que luchar durante 45 años. Las condiciones eran muy favorables luego del ascenso del ’68. Sin embargo, lo que impidió este desarrollo fue la política del estalinismo, el maoísmo y del “tío Ho”. Todos ellos ponían a los trabajadores y el pueblo detrás de bloques de colaboración de clases. Una concepción contraria a la independencia de clases y la estrategia revolucionaria que Lenin y Trotsky aplicaron durante la Revolución Rusa. El Ejército Rojo dirigido por Trotsky logró derrotar a 14 ejércitos imperialistas en tres años (a pesar de la situación calamitosa de la población).

El estalinismo, que también salió como ganador en la Segunda Guerra, utilizó ese prestigio para dividirse con el imperialismo zonas de influencia. Luego vino la llamada “Guerra Fría” entre EE.UU. y la URSS. El imperialismo aprovechó esta política que ayudó a desviar la revolución portuguesa de 1974. En América Latina, EE.UU. comenzaba a impulsar los golpes dictatoriales contra el ascenso obrero estudiantil que simpatizaba ampliamente con Cuba y Vietnam. La política del estalinismo de “construir el socialismo en un solo país” impidió que semejante triunfo estuviera al servicio de la revolución mundial. Como pronosticó Trotsky, de no darse revoluciones contra las castas burocráticas que dirigían estos Estados, estos retrocederían de una forma u otra a la restauración del capitalismo. Lamentablemente hoy Vietnam sigue el camino de China, restauración capitalista bajo la dirección del Partido Comunista.

Temas Relacionados: Historia









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota